2015 Elecciones Municipales

Díaz discrepa de Ferraz y rechaza un frente anti PP o un bloque con Podemos

  • Moreno revela que recibió una llamada para negociar, pero el entorno de la socialista lo desmiente.

Susana Díaz puso ayer la nota discordante en los acercamientos del PSOE con Podemos para gobernar en comunidades autónomas del PP y rechazó además que se pueda aislar a los populares como aconseja Ferraz ("cordón sanitario" frente a PP y EH Bildu).

Así se lo transmitió Díaz en la reunión celebrada finalmente ayer por la tarde en Madrid al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, quien mantiene esta semana conversaciones con los líderes territoriales de su partido. "Ni ser los escudos frente a nadie, ni ser la pasarela para otros", dijo Díaz a los periodistas tras la reunión.

Díaz puede necesitar tanto a PP como a Podemos para desbloquear su investidura como presidenta de la Junta y no quiere cerrar ninguna vía. De camino, con sus declaraciones aprovechó para lanzar una andanada a Sánchez, con quien es público su desencuentro.

La dirigente socialista quiere al PP en el tablero por si Podemos no accede a facilitar su investidura. Los socialistas no se fían y tienen en la manga incluso frenar al candidato de Por Cádiz sí se puede, José María González Kichi, avalado por Podemos y pareja sentimental de la líder de la formación en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Dio la casualidad de que al mismo tiempo que se producía la reunión entre los dirigentes socialistas, el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, afirmó en sus primeras declaraciones a los periodistas tras el 22-M que Susana Díaz le llamó "hace unos días" para hablar sobre su investidura y sobre la situación de los ayuntamientos de la comunidad tras las elecciones municipales. Moreno llevaba semanas reprochando que Díaz no había tenido una interlocución directa con él, y llamase en cambio al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo el entorno de Díaz dijo que fue Moreno quien hizo la llamada y que en ningún momento se habló de negociaciones. "Fue un conversación cordial", añadieron.

El mapa tanto de la investidura como de los pactos municipales sigue por tanto completamente abierto y cada partido mueve sus fichas. En el caso de Sevilla o Córdoba el PSOE podría recuperar las alcaldías gracias a acuerdos con las candidaturas avaladas por Podemos, pero en Cádiz el PSOE tiene dudas de qué hacer porque no parece que Podemos vaya a desbloquear la investidura a cambio.

Por la mañana Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos, defendió que "entre el PP, que es la muerte, y el PSOE, que es el susto, elegimos el susto". La secretaria general del PP-A, Dolores López, negó ayer un planteamiento anti Podemos en la comunidad autónoma y abrió la puerta a negociar con todos.

Los pactos poselectorales fueron asunto principal en la reunión de Sánchez y Díaz, que no hablaron de las primarias que los socialistas convocarán en julio, según dijo Díaz. El secretario de Organización del PSOE, César Luena, no vio "ninguna" posibilidad de retrasar las primarias porque ya están convocadas para el 26 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios