2015 Elecciones Municipales

Colau exigirá que la Generalitat pague la deuda que tiene con Barcelona

  • La ganadora de las elecciones está dispuesta a gobernar en minoría con los once concejales que ha obtenido Barcelona en Comú o con pactos con las fuerzas de izquierda del Consistorio, ERC, PSC y CUP.

La ganadora de las elecciones en Barcelona por BComú, Ada Colau, ha dicho este miércoles que exigirá al presidente catalán, Artur Mas, que la Generalitat pague la deuda que tiene con el Ayuntamiento, al tiempo que ha proseguido los contactos con otros partidos para explorar posibles acuerdos municipales.

Después de hacerlo el martes con el alcaldable de ERC, Alfred Bosch, Colau y el número dos de Barcelona en Comú, Gerard Pisarello, se han reunido este miércoles con el candidato del PSC, Jaume Collboni, para una "primera toma de contacto". Ada Colau, que está dispuesta a gobernar en minoría con los once concejales que ha obtenido Barcelona en Comú o con pactos con las fuerzas de izquierda del consistorio (ERC, PSC y CUP), se ha reafirmado además en su intención de "gobernar desde el diálogo a partir de objetivos". Colau ha comparecido ante los medios en la plaza de Sant Jaume de Barcelona donde, entre otras cosas, ha anunciado que ha pedido al alcalde en funciones Xavier Trias que no firme una prórroga de un contrato con Telefónica, a causa del conflicto laboral de esta empresa con un grupo de trabajadores.

También ha advertido de que el Circuito de Barcelona-Cataluña, donde se disputa entre otras competiciones una prueba del Mundial de Fórmula 1, no es una prioridad para su gobierno. En cuanto a las primeras reacciones de Mas ante su victoria electoral, Colau le ha pedido "que se comporte como un presidente de la Generalitat y no como un miembro de CiU". Ha recordado que el presidente Mas "debe respeto a la ciudad de Barcelona" y a las normas democráticas y debería mostrarse dispuesto a colaborar con el nuevo gobierno municipal". "Nos parecería inaceptable que intente utilizar el tema de la deuda de una manera partidista", ha considerado Colau con relación a la advertencia lanzada ayer por Mas de que su administración tiene problemas graves de tesorería.

Ada Colau ha explicado que exigirá el pago de la deuda y el cumplimiento de las obligaciones de la Generalitat con Barcelona y que una de las primeras reuniones que pedirá cuando sea alcaldesa será al presidente catalán "para ver cómo se devuelve ese dinero". La ganadora de las elecciones en Barcelona ha comparecido hoy ante los medios en la plaza Sant Jaume tras reunirse con el secretario del Ayuntamiento de Barcelona para que le explicase todo el procedimiento de la investidura, prevista para el 13 de junio. Colau ha asegurado que "no hay nada establecido" respecto a posibles pactos y ha reiterado que BComú se siente capaz de gobernar en minoría. También ha explicado que mañana se reunirá con el alcalde en funciones, Xavier Trias, para hablar del traspaso, que la semana que viene lo hará con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona y con la Asamblea Nacional Catalana (ANC), con cuyo presidente, Jordi Sánchez, habló ayer por teléfono.

Respecto a la concentración que la ANC y otras organizaciones soberanistas han convocado para la Diada del 11 de septiembre en la avenida Meridiana de Barcelona, Clau ha asegurado que está a favor de cualquier manifestación "cívica y popular" en esa fecha. Además de estos encuentros, Colau ha anunciado que prevé reunirse "en breve" con los huelguistas de Movistar encerrados en el Mobile World Center, como ha hecho esta mañana su número dos Gerardo Pisarello.

La alcaldable ha calificado de "pequeña victoria" que ayer no se firmara la prorroga de un contrato entre el Ayuntamiento de Barcelona y Telefónica tras reclamar al alcalde en funciones que no firmase acuerdos ni contratos si no había "urgencia legal" sin consultarlo con el gobierno entrante. Colau ha explicado que plantearán una prorroga más breve de este contrato y después un nuevo contrato con nuevas cláusulas que garanticen más los derechos fundamentales. Ada Colau también ha hecho referencia a la subvención de 4 millones de euros al Circuito de Barcelona-Cataluña y ha insinuado que podría frenarse porque "en este contexto de emergencia, subvencionar la Fórmula 1 no es la prioridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios