2011 Elecciones

Los impuestos, el gran caballo de batalla de Martínez y Meléndez

En una época de crisis como la actual hablar de dinero es algo serio. Decirle al pueblo que va a pagar menos impuestos o que va a tener más ventajas se antoja fundamental en una carrera electoral que arrancó hace meses a trote cochinero pero que anoche entró en la recta definitiva. Todos los partidos toman posiciones para ganarse al electorado clave, a esos indecisos que pueden sumar miles y decantar balanzas el día que decidan salir de su apatía política y acercarse hasta las urnas para ejercer su derecho. Durante los últimos días se han sucedido las propuestas de campaña de unos y otros. Ayer tocó el turno de la economía, de las finanzas que tanto preocupa a los ciudadanos. Por la mañana fue Marta Meléndez, la candidata socialista, la que desgranó parte de su programa en la sede provincial y por la tarde fue la candidata del PP, Teófila Martínez, quien se introdujo en el complicado laberinto mercantil. Ambas prometen austeridad y ahorro, congelación de impuestos y tasas municipales. En otras cuestiones van más allá y juegan sus armas. El arsenal es variado. Vean.

La alcaldesa de Cádiz destacaba ayer tarde su apuesta por instaurar nada más transcurran las elecciones la que da en llamar la tarjeta del gaditano, un documento personal e intransferible al que se podrá acceder únicamente estando empadronados en la ciudad y que posibilitará que su poseedor se beneficie de bonificaciones y descuentos con su uso.

La tarjeta del gaditano "es una tarjeta inteligente que servirá para entrar en centros deportivos, centros de mayores, bibliotecas municipales o el museo municipal y que funcionará además como tarjeta monedero", ya que su número identificativo permitirá, por ejemplo, abonar las tasas de los servicios municipales o el uso de aparcamientos de Emasa, relataba.

Otra de las ventajas que aportará como tarjeta monedero es su funcionamiento como bonobús, ofreciendo precios inferiores a los del bonobús tradicional, que seguiría funcionando para aquellos que no estén empadronados. Otro de los servicios municipales sobre los que aportaría prioridad sería en los accesos a los cursos formativos del Instituto de Fomento, Empleo y Formación, "ya que el que posea el carné del gaditano, que vive en Cádiz y paga sus impuestos, tendrá preferencia a la hora de disfrutar de un servicio municipal como son los cursos que ofrece el IFEF", dijo la dirigente popular.

Para acceder a la tarjeta será necesario estar empadronado con una permanencia anterior de al menos seis meses. La propia tarjeta del gaditano es la que, en caso de dejar de estar de alta en el padrón municipal, se desactivaría.

Además, la candidata popular explicó que "vamos a mejorar el programa de bonificaciones en tasas e impuestos municipales para familias numerosas, y pondremos en marcha un nuevo sistema de bonificaciones para nuevos empadronados de hasta seis meses de duración, ya que a los seis meses ya podrán acceder a la tarjeta del gaditano y beneficiarse de sus ventajas".

En cuanto a las tases e impuestos, "nuestra consigna continuará siendo congelación, porque creemos que si es posible, y más en crisis, el gaditano no tiene por qué pagar de más". La candidata abundó en que "esto es lo que diferencia nuestras políticas de las políticas del PSOE, que se disfraza de adalid de lo social cuando la realidad es que es el verdugo de las causas sociales, sube los impuestos y recorta derechos sociales, como cuando sube el agua, la luz o el IVA, o cuando recorta sueldos, elimina el cheque bebé o suprime la desgravación en la compra de la primera vivienda. Nosotros no sólo no subimos los impuestos o recortamos servicios, sino que además mantenemos servicios, los incrementamos y creamos nuevos, y esa es la realidad del que ofrece verdadera política social a todos los niveles".

Como no podía ser de otra forma, la intervención matinal de Marta Meléndez fue diametralmente opuesta. La candidata socialista, que estuvo esta vez acompañada por Manuel Cárdenas, número 11 en su lista electoral y experto en temas económicos del partido, se quejó del "despilfarro económico" del PP que crea "paro y que ha provocado que las arcas municipales estén en una situación deficitaria gravísima. Teófila no habla de eso porque sabe que ha estado engañando vilmente a los gaditanos", dijo.

La socialista aseguró que el déficit de 2009 fue de 25 millones de euros y se quejó de que aún no se haya firmado el decreto de liquidación de 2010. Recordó, una vez más, que el Ayuntamiento debe 109 millones de euros a los proveedores, "empresas que han tenido que cerrar en muchos casos por su culpa, aumentando el paro en la ciudad".

Dijo seguidamente que el PP "no tiene credibilidad" y que "todas las obras que hace están financiadas por los gobiernos central o autonómico".

Para Meléndez, la alcaldesa "no tiene ninguna credibilidad cuando dice que va a reformar el recinto exterior de la Zona Franca, sobre todo cuando lleva 16 años despilfarrando y permitiendo el chabolismo industrial. Promete miles de empleos pero en estos 16 años no ha hecho nada para crear ni uno. Por esto mismo no somos una ciudad atractiva para los inversores de fuera".

La candidata del PSOE indicó que de esos 146 millones de deuda "ya ha refinanciado 84, que comenzará a pagar a partir de 2013". Y fue a más en sus ataques. "Lo que Teófila está deseando es un triunfo del PP en las elecciones generales para marcharse a Madrid".

Anunció igualmente que "lo primero que haremos cuando lleguemos a la Alcaldía será hacer una auditoría porque hay millones de euros que se deben y que el PP no reconoce. Con nosotros se instalará el rigor presupuestario en el Ayuntamiento de Cádiz. Se acabó el házmelo que ya te lo pagaré. Se acabaron los despilfarros en gastos suntuosos, se acabó el derroche en parque móvil.Se acabó".

Meléndez confía ciegamente en sus posibilidades y en las medidas "reales de austeridad" que aplicará, con un calendario de pago a proveedores que "desde abril de 2009 no cobran regularmente. Esto provoca crisis y desempleo. Primero atenderemos a los menos solventes".

También anunció su intención de modernizar el Consistorio, "porque nos preocupa el limbo de las facturas que existe actualmente. El Ayuntamiento es obsoleto en su gestión y en su administración. Crearemos la factura electrónica y un consejo para la defensa del contribuyente".

Marta Meléndez aseguró que bajará el IBI y que incrementará las bonificaciones de la VPO, y de las familias numerosas. "Reformaremos el callejero fiscal, porque, por ejemplo, lo que han hecho con los edificios del entorno de la Juan Carlos I no es lógico.

Las bonificaciones no se limitarán al IBI sino también, según la socialista, a los impuestos de los vehículos, en las que se tendrá en cuenta por ejemplo si necesitan un coche mayor por ser familias numerosas. "Daremos ayudas para la adaptación de viviendas, para mejorar sus accesos y congelaremos todos los tributos municipales".

Por último indicó que creará una Oficina de Control Presupuestario con el objetivo que difunda de manera sencilla entre los ciudadanos los resultados económicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios