2011 Elecciones

Diez ediles deben regular su situación para no incurrir en incompatibilidad

  • Nueve concejales electos ya trabajan para sus respectivos ayuntamientos, por lo que deben elegir entre renunciar al acta y dejar correr la lista, pasar a comisión de servicios o dejar su empleo en la institución

Comentarios 5

Al menos diez concejales electos el pasado domingo en el Campo de Gibraltar deberán regularizar su situación para evitar caer en incompatibilidad a partir del próximo 11 de junio, fecha en la que quedarán constituidas -previsiblemente- las corporaciones municipales. El capítulo tercero de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) recoge en su artículo 178 la causa de incompatibilidad más habitual con el cargo de edil: ser funcionario o personal activo del ayuntamiento en el que resultaron electos. Es la situación en nueve de los diez casos detectados por Europa Sur.

La ley establece que cuando exista una incompatibilidad, los afectados deben optar por renunciar al acta de concejal -con lo que entra un nuevo edil en el orden en que figuraba en la candidatura- o abandonar la situación que produce el conflicto legal.

Existen varias soluciones para atajar la situación y evitar la renuncia del edil, si bien depende de si el concejal entra en un gobierno municipal o termina en la oposición.

Si el edil accede al equipo de gobierno, pasa a formar parte de la comisión especial de servicios y deja su puesto original como funcionario o laboral. En caso contrario, si su destino es la oposición, también tiene la posibilidad de solicitar una excedencia, con lo que no asiste a su puesto de trabajo en la institución y puede formar parte de la Corporación, pero no percibe más retribución que la asignación como concejal.

Así, en La Línea, se da el caso del socialista Javier Marín, que ha resultado electo como número tres en la candidatura de Gemma Araujo. Aunque Marín es actualmente tesorero en el Ayuntamiento de Estepona, es funcionario de carrera del Consistorio linense, en el que también ha sido tesorero. Marín comentó a Europa Sur que, efectivamente, ser funcionario por el Ayuntamiento de La Línea y ocupar un sillón en su Corporación "es algo incompatible" y que, en ese sentido, tendrá que acogerse a la legislación vigente. Se da la circunstancia de que La Línea no sabe aún qué color político tendrá el equipo de gobierno, ya que el PP no goza de mayoría absoluta y solo tiene un edil más que el PSOE.

San Roque es el municipio con más concejales susceptibles de incurrir en incompatibilidad. Marina García y Óscar González (USR) son funcionaria y personal laboral, respectivamente. García sostiene estar acostumbrada a la situación puesto que tiene plaza desde 2006. En su caso, en el periodo corporativo iniciado en 2007 pasó a la comisión especial de servicios hasta su expulsión del Gobierno (2010) cuando decidió quedarse en un compás de espera sin retornar a su puesto (y sin percibir ingreso alguno). Ahora, la presencia de ambos en la futura Corporación depende de si pasan a tener responsabilidades de gobierno (entrarían a la comisión de servicios) o no, en cuyo caso deberán elegir si dejan correr la lista o renuncian temporalmente a su empleo en la administración local. García dijo que aún es pronto y toca esperar a las negociaciones abiertas en San Roque.

Almudena Santana (PP) es otra de las ediles que trabaja para la institución local sanroqueña, en la empresa pública Multimedia. Ya incurrió en incompatibilidad en el mandato iniciado en 2003 por este mismo motivo y en aquella ocasión optó por dejar el acta. En caso de que el PP no gobierne, si Santana decide renunciar al acta, Juan Carlos Sosa, siguiente en la lista, también entraría en situación de incompatibilidad por ser miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Santana no atendió la llamada de este periódico para explicar qué opción está barajando.

Manuel Melero (PA) también incurre en incompatibilidad ya que es Policía Local en el municipio de Algeciras -otro de los supuestos previstos en la LOREG- si bien la doctrina adoptada por la Junta Electoral Central en 1999 indica que además de la renuncia al acta tiene la posibilidad de pasar, en su condición de Policía Local, "a la situación administrativa que corresponda". Tampoco atendió a este diario para explicar sus previsiones.

En Los Barrios, dos de los cuatro ediles elegidos bajo el PSOE trabajan actualmente para el Ayuntamiento. Salvador Puerto (3) y Alfonso Pecino (4). Puerto, trabajador laboral en el departamento de prensa, sostiene que tiene hasta la constitución de la Corporación para decidir si renuncia al acta o continúa en la oposición dejando su puesto en el Consistorio. Si Puerto opta finalmente por renunciar, entraría Estefanía Ruiz.

Ninguno de los dos cuenta, a día de hoy, con posibilidades de pasar a la comisión de servicios porque todo apunta a que no formarán parte del gobierno. De ello se desprende, por tanto, que Pecino -quien no atendió la llamada de esta redacción para exponer su caso- optará previsiblemente por renunciar y volver a su puesto en el área de Medio Ambiente. De ser así, Aurelia Ruiz sería la siguiente edil en acceder al plenario.

En Tarifa, los dos casos de incompatibilidad ya tienen solución. Ezequiel Andréu (IU) actualmente desempeña labores de coordinador de Turismo para el Consistorio como personal de confianza. El alcaldable de IU sostiene que cesará en el desempeño de su trabajo el mismo día de la toma de posesión de su acta de concejal en la oposición pese a que con esta decisión dejará de percibir un salario.

El otro caso atañe a la número 3 del PSOE, Carmen Miriam Iglesias Gutiérrez, pero también se ha disuelto tal posibilidad ya que la joven renunció el pasado lunes a su puesto como directora de la escuela taller El Estrecho.

En el caso de Jimena, también existiría incompatibilidad en el caso de Belén Guerrero Rojas, elegida concejal por el PSOE (puesto número 7). La dirigente socialista, actual secretaria de organización del partido en el municipio, trabaja como auxiliar administrativa en el Ayuntamiento desde 2003. Aún así, Guerrero ya comunicó al alcalde en funciones, Pascual Collado, que renunciará al acta de concejal; por lo que su puesto lo ocupará el número 8 del PSOE, Juan José Rondón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios