2011 Elecciones

El PSOE perderá Extremadura y Castilla-La Mancha, según el CIS

  • El sondeo, realizado antes del anuncio de la marcha de Zapatero, refuerza las posiciones de Esperanza Aguirre en Madrid y Francisco Camps en Valencia

El PSOE perderá las elecciones autonómicas del 22 de mayo en sus tradicionales feudos de Extremadura y Castilla-La Mancha, según las encuestas preelectorales que ayer hizo públicas el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Los socialistas podrían mantener la presidencia extremeña si pactaran con IU, que entraría en el Parlamento con dos diputados. Según el sondeo, el PP lograría 32 escaños en el territorio extremeño (cinco más que en 2007), mientras que el PSOE obtendría 31 (siete menos) e Izquierda Unida, dos.

En Castilla-La Mancha se produciría un vuelco y el PSOE pasaría de sus 26 escaños actuales a 24, en tanto que el PP sumaría cuatro a los 21 que tiene actualmente.

Asturias, Aragón y Canarias serían las tres únicas regiones en las que el PSOE sería el partido más votado, y podría seguir gobernando en la comunidad aragonesa si reeditara su pacto con el PAR.

La irrupción, con siete escaños, del partido del ex ministro Francisco Álvarez-Cascos en Asturias podría arrebatar a los socialistas la Presidencia del Principado si la nueva fuerza política se alía con el PP, ya que ambos sumarían 23 escaños frente a los 22 del actual gobierno PSOE-IU.

Pese a que el PSOE sería el partido más votado en Canarias, perdería tres escaños respecto a 2007 y se quedaría con 23, por lo que la formación de gobierno dependería de posibles pactos entre las tres fuerzas con mayor representación (PSOE, CC y PP).

En el Parlamento de esta comunidad, según la encuesta, Nueva Canarias podría tener hasta dos representantes.

Por su parte, en Baleares los socialistas mantendrían sus actuales escaños (22) u obtendrían uno más, pero el PP podría gobernar en solitario al recibir el respaldo del 47,9% de los votos, lo que le supondría entre 32 y 33 escaños de los 59 que componen la Cámara territorial.

El CIS hace una doble estimación de escaños en Navarra dependiendo de si se presenta o no la coalición Bildu. En ambos supuestos UPN seguiría siendo el partido más votado en la comunidad foral, con 17 escaños si no concurre Bildu y 16 si finalmente lo hace. Nafarroa Bai obtendría 12 o 11, también en función de esa concurrencia, y PSOE, PP e IU no variarían sus expectativas y lograrían 11, 6 y 4 diputados forales, respectivamente.

Miguel Ángel Revilla también tendría la posibilidad de mantener la Presidencia de Cantabria sumando los 13 escaños de su partido, el PRC, (uno más que en 2007) a los 8 (dos menos) del PSOE y frente a los 18 de los populares.

El PP vería fortalecida su posición en la Comunidad de Madrid y Esperanza Aguirre gobernaría otra vez con mayoría absoluta al lograr 75 escaños (ocho más que en 2007). El PSOE que lidera Tomás Gómez perdería un diputado y se quedaría con 41 e Izquierda Unida ganaría dos, hasta 13 parlamentarios.

Francisco Camps también ve reforzada su mayoría al lograr seis escaños más (60), el PSOE de Jorge Alarte bajaría cinco (33) e Izquierda Unida, uno (6).

Castilla y León seguiría siendo feudo del PP, que lograría dos escaños más (50), en tanto que los socialistas reducirían su apoyo en uno (32), entraría en su Parlamento un diputado de IU, y UPL se dejaría uno de los dos que tiene actualmente.

Seis de cada diez murcianos apoyarían a Ramón Luis Valcárcel (PP), que sería así el presidente de comunidad más votado (61,8% de los sufragios), con 31 escaños, dos más que en 2007 y que son los que perdería el PSOE. Los socialistas quedarían con 13 e IU repetiría un diputado.

Lo mismo ocurriría en La Rioja, donde el PP ratificaría su mayoría absoluta con dos escaños más (19), que perdería el PSOE (12). El PR conservaría sus dos representantes.

El PP también refuerza su hegemonía en Ceuta y Melilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios