2011 Elecciones

López pide un congreso extraordinario en vez de unas "primarias sin proyecto"

  • El lehendakari advierte que la respuesta al descalabro pasa por nuevas estrategias más allá de los nombres

El secretario general del Partido Socialista de Euskadi y lehendakari, Patxi López, pidió ayer en Bilbao la convocatoria de un congreso extraordinario del PSOE para dar "solución" y "respuesta" al retroceso electoral.

López explicó en una rueda de prensa que se trata de una propuesta aprobada de forma "unánime" por la Ejecutiva del PSE-EE y apuntó que el congreso podría celebrarse antes de fin de año y que el Gobierno podría agotar la legislatura.

"Tenemos tiempo más que suficiente", afirmó el lehendakari, que recalcó la necesidad de celebrar un congreso "tranquilo y sin precipitaciones ni decisiones adoptadas en caliente, sino con aportaciones y debates".

"La respuesta a lo que sucedió el domingo no pueden ser sólo y exclusivamente unas primarias sin proyecto", dijo López, que consideró "lógico" celebrar un congreso porque "primero hay que decidir qué queremos ofrecer y luego decidir quién abandera el proyecto".

El lehendakari afirmó que el PSOE debe "entender bien" el resultado del 22-M y "saber qué han dicho los ciudadanos, especialmente el electorado socialista que se ha quedado en casa, para intentar dar la respuesta más acertada" porque ello le permitirá "volver a lograr el apoyo mayoritario". "Eso no se hace en unas primarias, sino debatiendo ideas y poniéndolas en un papel como el proyecto de los socialistas" que encarne "la regeneración del proyecto socialdemócrata para el país", recalcó.

Sobre los resultados logrados por el PSE-EE, López reconoció que han sido "malos" y los achacó a la crisis económica, aunque rechazó que puedan "extrapolarse" y leerse en clave de elecciones autonómicas.

López precisó después en su blog que su propuesta de celebrar un congreso del PSOE antes de fin de año busca "corregir errores y definir una nueva estrategia".

El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra declaró en el Congreso tras conocer la petición del lehendakari que "la fuerza de las cosas" llevará a organizar el congreso extraordinario por el que aboga el dirigente vasco.

El que fuera número dos de los socialistas señaló que la apertura de un congreso urgente no tiene por qué ser más complejo que el proceso de primarias, método del que no es partidario. "Es una moda norteamericana que aquí no encaja", apuntó.

El ex presidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra también abogó ayer por la celebración de un congreso extraordinario "para salir del atolladero" y rechazó la apuesta de Rodríguez Zapatero de abrir un proceso de primarias. En declaraciones a la cadena Ser, Ibarra reconoció que el PSOE debe cuidarse de no mantener la "ceguera" ante lo que está ocurriendo. "No es bueno que aceptemos la decisión de nuestro secretario general. Lo menos indicado ahora es hacer unas primarias. Significaría desconocer lo que está pasando y asumir que dos personas nos digan lo que tenemos que hacer en el partido. Hay que hacer un congreso y salir del atolladero de la mejor manera posible", insistió.

La propuesta del PSE sorprendió en la dirección federal y en el grupo parlamentario socialista, cuyos diputados abogaron ayer mismo en su reunión semanal por consensuar un candidato que evite dar la imagen de un enfrentamiento interno entre socialistas.

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, defendió por su parte el proceso de primarias que abrirá el Comité Federal el próximo fin de semana porque lo marcan los estatutos.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, también defensió el sistema de primarias para elegir al sucesor de Rodríguez Zapatero: "No hay que tener miedo a las primarias, nos alejan de Génova y nos acercan a Sol".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios