Málaga

Unicaja Banco gana un 40% más en el primer semestre y refuerza su solvencia

  • El banco andaluz acabó junio con un resultado neto de 104 millones de euros

  • La entidad concede más créditos nuevos, reduce su tasa de morosidad y aumenta su rentabilidad

Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco

Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco

A Unicaja Banco parece que le ha sentado bien cotizar en Bolsa porque, además de su fuerte revalorización bursátil desde su arranque en junio de 2017, acabó el primer semestre del año elevando un 39,6% su beneficio neto hasta los 104 millones de euros, según informó ayer la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los inversores premiaron ayer ese empuje elevando el precio de la acción un 2,48% en el parqué madrileño. El título de Unicaja Banco cerró en 1,444 euros, lo que lleva a una capitalización bursátil de 2.325,2 millones de euros. El banco andaluz vale ahora 554 millones de euros más que cuando salió a Bolsa el 30 de junio del año pasado gracias a una revalorización del 31,2% de las acciones.

El banco andaluz dio todo tipo de detalles sobre sus cuentas y de porqué ha conseguido disparar su beneficio neto en el primer semestre. La primera clave es que ha aumentado el margen de intereses un 4,2%, hasta los 303 millones de euros, y ha reducido sus gastos de explotación en nueve millones de euros debido, explican, a una "estricta política de contención y racionalización de los gastos". Los otros ejes sobre los que pivota esa cuenta de resultados son, según explicaron desde Unicaja Banco , una mejora de los niveles de solvencia, la disminución de los activos no productivos y la tasa de morosidad, el incremento de las nuevas operaciones de crédito y su alto nivel de liquidez.

Unicaja Banco vale ahora en el parqué 554 millones de euros más que cuando salió a Bolsa

En el apartado de generación de resultados, el banco recordó que, además de aumentar el margen de intereses y disminuir los gastos, ha reducido sus necesidades de saneamiento, lo que oxigena más sus cuentas. De esta forma, la rentabilidad sobre los fondos propios (ROE) es del 5,5%, 1,4 puntos más que en diciembre, y sobre los activos totales (ROA) es de 0,4%, dos décimas más que a finales del año pasado. "Se incrementan las operaciones generadoras de ingresos y se reducen los costes de financiación, posibilitando compensar el efecto que los bajos tipos de interés están teniendo sobre la rentabilidad media de las inversiones crediticias", apuntan desde la entidad.

El negocio tradicional de cualquier banco es dar créditos, algo que se frenó durante los años de crisis. El sector, una vez reconvertido, sale del atolladero y eso se refleja en los números de las principales entidades financieras. Unicaja Banco aseguró que ha concedido 1.804 millones de euros en nuevos préstamos, 534 millones de euros más que en el segundo semestre del año pasado. Dentro de esas nuevas operaciones, desgranan, las empresas han conseguido un 45% más de recursos frente al segundo semestre de 2017, lo que implica 331 millones de euros más. El crédito a particulares ha aumentado un 36%, hasta los 172 millones de euros, y el concedido al sector público ha crecido un 55% con 89 millones de euros. En total, el saldo del crédito a la clientela asciende a 30.614 millones de euros.

La confianza a la hora de dar créditos viene, en parte, a que se está reduciendo de forma importante la morosidad. Unicaja Banco precisó ayer que ha disminuido en 1.248 millones de euros los activos no productivos en un año, lo que representa un 23,3% menos. De esa cantidad, 570 millones de euros corresponden a activos dudosos (créditos impagados) y 678 millones de euros a activos adjudicados (suelos e inmuebles vendidos que estaban en mora). Unicaja Banco suelta lastre y en estos momentos el saldo de activos dudosos del grupo es de 2.340 millones de euros, estando la tasa de morosidad en el 7,6%, 1,1 puntos menos que en diciembre. La cobertura de sus activos no productivos es del 58,7%, "uno de los más altos del sector", subrayan.

La entidad ha reducido la morosidad en 1.248 millones de euros en el último año

Uno de los aspectos en los que Unicaja Banco ha hecho más hincapié en los últimos años ha sido en su solvencia, un aspecto que el Banco Central Europeo mira con lupa y que el banco andaluz ha sorteado sin problemas en los últimos ejercicios. La tendencia se mantiene pues el grupo acabó junio con una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET1) del 15,3%, ocho décimas más que en diciembre, y del capital total del 15,5%, cinco décimas más. Europa exige a las entidades que, como mínimo, tengan un CET1 del 8,125% y de capital en el 11,625%. Unicaja Banco tiene colchón de sobra y eso está bien visto por los inversores y por los clientes, que son los que confían su dinero en la entidad presidida por Manuel Azuaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios