Economía

El refino de petróleo y los minerales sostienen las exportaciones andaluzas en niveles de récord

  • Andalucía vende por valor de 22.266 millones entre enero y agosto, un 10,9% más. Las ventas de refino de crudo y materias primas crecen con muchísima fuerza y el aceite de oliva se desploma

Comentarios 1

Pese a las borrascas que se ciernen sobre el comercio mundial por el ascenso del proteccionismo, Andalucía sigue de récord en récord y sus ventas al mundo crecen incluso por encima de la media nacional. Entre enero y agosto, exportó por un valor de 22.266 millones de euros, un 10,9% más que en el mismo periodo de 2017, una cifra que de nuevo toca máximos y que supera con mucho, por ejemplo, a todas las ventas registradas en el año 2010 al completo. La región se consolida en el segundo puesto de las comunidades más exportadoras, con un 11,72% del total, que también marca un récord en el periodo enero-agosto. La primera, Cataluña, con un peso del 25,2%, está a una gran distancia. En todo caso, entre las autonomías más exportadoras Andalucía es la que más avanza (ver gráfico).

Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda. Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda.

Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda. / Dpto. de Infografía

El superávit comercial alcanza los 902 millones aunque en los dos últimos meses ha sido negativo

¿A qué se debe que en un contexto de desaceleración y con el comercio mundial atenazado Andalucía siga en cifras de récord? Hay una razón: del elevado precio del petróleo y de las materias primas actual se benefician la gran industria de Huelva y el Campo de Gibraltar y la cada vez más pujante minería. Los datos son elocuentes.Entre enero y agosto de 2018, la venta de combustibles y aceites minerales (en lo que se incluye el refino de crudo) ascendió a 3.084 millones de euros, un 64,4% más que en el mismo periodo de 2017; y la de minerales, escorias y cenizas se elevó a 1.796 millones de euros, un 33,4% más.Menos subió el capítulo de fundición, hierro y acero, un 12,2%, hasta 866 millones de euros, pero aun así fue de los que más se elevó.

La pujanza de las materias primas tiene su correspondencia en el mapa provincial. Huelva –donde Cepsa tiene su sede principal– exportó por valor de 5.624 millones de euros (+30,36%), es decir, uno de cada cuatro euros que facturó Andalucía. Es una cifra espectacular, ya que supera en más de 1.300 millones el récord provincial alcanzado el año pasado entre enero y agosto. Le sigue Cádiz –donde tiene sede la industria del Campo de Gibraltar–, con 4.818 millones (+19,36%). Entre Huelva yCádiz, concentran el 46,9% del total vendido.

Las frutas y hortalizas crecen de forma poco significativa y la aeronáutica sigue pujante

Cádiz también es uno de los polos de la industria aeronáutica, otro de los sectores que registra un fuerte crecimiento. La venta de aeronaves y vehículos espaciales se eleva a 1.797 millones de euros (+16,40%), con lo se que consolida el fuerte ascenso de los dos últimos años.Esta es una de las razones, también, de que Sevilla, el otro gran polo, se impulse un 9,60%, hasta los 4.825 millones.

Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda. Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda.

Balance exportador de enero a agosto de 2018. Fuente: Ministerio de Economía y Extenda. / Dpto. de Infografía

Otras partidas clave, como la alimentaria, se mantienen bastante planas, e incluso caen.Las frutas y hortalizas (productos del reino vegetal) se elevan muy poco, un 1,74%, hasta 4.233 millones; y las grasas y aceites animales o vegetales, cuya partida principal en Andalucía es el aceite de oliva, se desploman un 16,17%, hasta 1.873 millones, un dato que no debe sorprender y que oscila mucho según las cosechas de cada campaña. Esa es la causa principal del retroceso de Jaén y Córdoba entre los meses de enero y agosto.Pese al crecimiento, hay señales que llaman por lo menos a la prudencia. Por ejemplo, sólo en el mes de agosto, y pese al fuerte crecimiento interanual de las exportaciones (25,35%) el saldo comercial (balanza entre ventas exteriores e importaciones) fue negativo en 52 millones de euros. Ya son dos los meses seguidos en los que se registra déficit y aunque el saldo anual es aún positivo (902 millones de euros) está ya lejos de los 1.486 millones favorables del año pasado. Otro dato que da que pensar es que, pese a que el peso exportador andaluz es mayor que nunca, no hay un salto muy significativo a largo plazo. En 2012, entre enero y agosto, era sólo tres décimas inferior que el actual y llegó a caer al entorno del 10,5% cuando los precios de las materias primas eran más bajos.Eso sí, el peso de las importaciones en el conjunto español, pese a la subida del último año, está dos puntos por debajo respecto a hace cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios