Economía

Casi 400 empleos en riesgo en Andalucía por el parón de la venta de automóviles

  • Faconauto pide volver a los incentivos a los coches de combustión para renovar el parque

Jornada de Automoción de Faconauto en Sevilla Jornada de Automoción de Faconauto en Sevilla

Jornada de Automoción de Faconauto en Sevilla

Las ventas de coches caerán durante este año en Andalucía un 7,8% (en 11.687 unidades), según la estimación dada a conocer por la patronal de los concesionarios, Faconauto, en la Jornada de Automoción de Andalucía, que ha organizado junto a la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme).

En concreto, la previsión es que las matriculaciones de vehículos y todoterrenos caigan hasta las 137.676 unidades, una tendencia que continuará en 2020, año en que las ventas volverán a caer un 4,5 % (en 6.140 unidades, hasta 131.536 unidades).

Estos malos datos se deben, según el análisis de Faconauto, a que el canal de particulares –la venta que hace directamente el concesionario a las familias y la que más peso tiene en el mercado de Andalucía– se está comportando de manera negativa, con una caída superior, del 10,9%.

Esta situación puede tener consecuencias para el empleo, pues, según los cálculos de Faconauto, por cada 150.000 coches que se dejan de vender se pierden 5.000 empleos. En 2019 se perderían en España, por esta regla de tres, unos 3.000 y en Andalucía casi 400.

La razón del frenazo del sector estriba en las dudas del cliente respecto a qué vehículo adquirir, en un momento en el que, a través del plan Moves, se incentiva la compra del vehículo eléctrico y en la Administración española se pone fecha ( al fin de los vehículos de combustión (gasolina y diésel).

Para Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, el Moves “no ha funcionado, porque se pone como requisito la entrega de un vehículo de más de diez años de antigüedad y normalmente ese perfil de comprador no puede tener acceso por precio a un coche eléctrico, incluso con ayudas”. “Sólo el 17% de los conductores se puede permitir esta posibilidad”, añade.

Por eso, y para permitir una transición suave, propone incentivar la compra de coches de gasolina y diésel “modernos” para ir renovando el parque –en Andalucía la edad media es de 11,7 años y el 30% tiene 16 o más– y retirar los vehículos con más emisiones. Esto iría acompañado de un plan de ayudas al achatarramiento, una medida que ya se ha demostrado exitosa, dice Pérez, como demuestra el caso del País Vasco, única región de España donde crece la venta de automóviles. En concreto Faconauto propone un paquete de 500 millones al año, hasta sumar 2.500 en cinco años.

La patronal prevé que las matriculaciones de turismos caigan casi un 8% en 2019 en la región

El sector de la automoción tiene un gran peso en la comunidad andaluza, con 836 instalaciones en las ocho provincias, que facturaron el año pasado 6.254 millones, lo que supone el 3,2% del PIB andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios