Economía

Una compañía minera australiana ficha a Felipe Benjumea como directivo

Felipe Benjumea, en una imagen tomada hace un año. Felipe Benjumea, en una imagen tomada hace un año.

Felipe Benjumea, en una imagen tomada hace un año. / M. G.

Infinity Lithium Corporation Limited comunicó el pasado martes a la Austrialian Securities Exchange –la autoridad bursátil australiana– que ha designado a Felipe Benjumea Llorente como nuevo director no ejecutivo de la compañía, según consta en una información similar a los hechos relevantes del mercado español, al que ha tenido acceso este diario.

Infinity Lithium va a desarrollar un proyecto para extraer y tratar litio en la provincia de Cáceres a través de la compañía Tecnología Extremeña del Litio, de la que la australiana posee el 75% de su capital. El otro 25% del accionariado es propiedad de Valoriza Minería, perteneciente al grupo Sacyr.

El proyecto de la mina y la planta de tratamiento de litio se encuentra en fase de obtención de permisos y sus planes son que éstos estén concedidos a lo largo del próximo año 2020 y que la mina pueda comenzar a operar en 2023, tras dos años de obras.

Infinity ficha al ex presidente de Abengoa porque considera que su participación en el proyecto puede ser clave para el desarrollo minero que proyecta en Extremadura. “Estoy deseando afrontar el reto de contribuir a la creación de este eje industrial entre España y América”, ha declarado Benjumea en una nota difundida por la compañía. En la misma, Ryan Parkin, director general de Infinity se muestra “emocionado” por incorporar el ejecutivo sevillano al proyecto para afrontar “sus próximas etapas”.

El proyecto cuenta con rechazo social e incluso existe una plataforma ciudadana que se opone al mismo. Infinty visitó Cáceres la semana pasada para reunirse con representantes políticos y sociales y explicar las modificaciones hechas al plan inicial para lograr la viabilidad de la explotación.

Según los cálculos de Infinity, la mina, que se ubicará en la montaña de Valdeflórez, a pocos kilómetros de la capital, será capaz de aportar 16.550 toneladas al año de hidróxido de litio, componente esencial para las baterías de 10 millones de coches eléctricos. Según esas mismas estimaciones, hay mineral para explotar la mina a cielo abierto durante 19 años y para procesarlo durante 30, con una facturación prevista de 5.500 millones de euros en esos tres decenios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios