Economía

Urquijo se muestra convencido de la recuperación del negocio de Abengoa

  • El nuevo presidente ejecutivo traslada a la plantilla que "la compañía mantiene intactas las capacidades para volver al crecimiento"

Trabajadores y representantes sindicales de Abengoa, concentrados en defensa del empleo en la multinacional, el pasado martes, durante la junta de accionistas. Trabajadores y representantes sindicales de Abengoa, concentrados en defensa del empleo en la multinacional, el pasado martes, durante la junta de accionistas.

Trabajadores y representantes sindicales de Abengoa, concentrados en defensa del empleo en la multinacional, el pasado martes, durante la junta de accionistas. / Belén Vargas

Nueva Abengoa tiene futuro. Ésta es el mensaje que el nuevo presidente ejecutivo de la multinacional andaluza, Gonzalo Urquijo, trasladó ayer a la plantilla del grupo en una carta remitida a cada empleado para pedir su implicación en la refundación.

Apenas 48 horas desde su designación como primer ejecutivo de Abengoa, escribió a los trabajadores de todas las filiales de la compañía, porque "no quería que pasase más tiempo" desde su incorporación al mando de la compañía sin dirigirse al que considera "su principal activo: sus empleados".

Con esta declaración de intenciones, el presidente enfatiza a la plantilla el "hito fundamental que para el proceso de reestructuración" supuso la junta general de accionistas extraordinaria del pasado martes. Este punto de inflexión no es otro que la aprobación "de todos los acuerdos societarios necesarios para la ejecución del contrato de reestructuración".

Urquijo detalla a los trabajadores que los acuerdos se sustentan sobre tres grandes pilares: adoptar las medidas de reorganización del grupo y de otorgamiento de garantías que exige la nueva financiación, en primer lugar; aprobar la capitalización de la deuda, en segundo término, y la aplicación de nuevas medidas de gobierno corporativo entre las que destaca la renovación total del consejo de administración. Igualmente les informa que este órgano renovado, también "adoptó una nueva estructura de organización interna que pivota alrededor de dos órganos de nueva creación: el comité ejecutivo y el comité de dirección".

La pretensión, según confiesa a los empleados, es "adaptar la organización a las nuevas necesidades y retos que la implementación del plan de viabilidad y el retorno a una senda de normalización y crecimiento requieren", porque "el objetivo" es volver a situar a Abengoa "en el lugar que merece".

"He comprobado durante los meses que he estado de asesor del consejo que, a pesar del innegable deterioro sufrido, la compañía mantiene intactas las capacidades necesarias para recuperar los negocios y volver a la senda del crecimiento". "Por eso -agrega Urquijo- no tengo ninguna duda que, trabajando juntos, lograremos superar todos los retos que afrontamos". El presidente admite que "no será un camino fácil, ni exento de dificultades" y que exigirá "lo mejor de todos, pero la recompensa merece la pena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios