consejo de ministros

José Manuel Maza Martín, nombrado fiscal general del Estado; Sebastián Albella, nuevo presidente de la CMNV

  • Ana María Martínez-Pina ha sido designada vicepresidenta del Comisión Nacional del Mercado de Valores y Eugenio López Álvarez, nuevo abogado general del Estado.

José Manuel Maza Martín y Sebastián Albella. José Manuel Maza Martín y Sebastián Albella.

José Manuel Maza Martín y Sebastián Albella. / EFE

El Consejo de Ministros ha confirmado el nombramiento del magistrado del Tribunal Supremo José Manuel Maza Martín como fiscal general del Estado y como presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a Sebastián Albella y vicepresidenta a Ana María Martínez-Pina una vez recibido el aval del Congreso de los Diputados. Asimismo, también ha nombrado a Eugenio López Álvarez, nuevo abogado general del Estado, según ha informado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.

El Ejecutivo ha culminado el proceso de designación de José Manuel Maza, quien defendió en su examen ante la Comisión de Justicia del Congreso la "autonomía" de la Fiscalía y dejó claro su convencimiento de que esa institución "no debe ni puede recibir ni cumplir órdenes ajenas".

El nuevo fiscal general prometió ser enérgico en la lucha contra la corrupción y aplicar el Código Penal incluso en aquellas cuestiones con las que no está de acuerdo, como la prisión permanente revisable. Su principal reto será impulsar desde la Fiscalía el cambio en el sistema procesal penal que tiene previsto impulsar el Ejecutivo y que pasa por que sean los fiscales quienes dirijan las investigaciones penales en lugar de los jueces instructores, que pasarán a ser jueces de garantías. De hecho, Maza urgió a los parlamentarios a abordar cuanto antes ese cambio de modelo, a su juicio "inaplazable" e "imprescindible".Su llegada a la Fiscalía fue recibida con recelos por algunos de los grupos de la oposición, en especial por el PSOE y Podemos.

Sebastián Albella, licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, nació en Castellón en 1958, ingresó por oposición en el Cuerpo de Abogados del Estado en 1984 y era hasta ahora socio presidente del despacho internacional Linklaters, al que se incorporó en 2005 procedente del bufete Ramón y Cajal.

Albella, considerado uno de los padres de la normativa bursátil, presidirá el máximo órgano supervisor de los mercados después de una etapa transitoria, desde comienzos de octubre, en la que el cargo lo ha ocupado Juan Manuel Santos-Suárez, al finalizar el mandato de su predecesora, la exministra del PP Elvira Rodríguez.

Por su parte, Ana María Martínez-Pina, licenciada en Derecho por la Universidad Central de Barcelona y miembro del Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado desde 2001, se sentará en el puesto de la vicepresidencia, el mismo que tuvo Lourdes Centeno hasta el pasado 6 de octubre.

Ambos candidatos obtuvieron el visto bueno del Congreso el pasado miércoles con los votos de la mayoría de los grupos, excepto Unidos Podemos y PSOE y después de que la Comisión de Economía emitiera un dictamen favorable al no ver ningún conflicto de intereses en ambos nombramientos.

El nuevo presidente de la CNMV se comprometió a ser "riguroso, imparcial e independiente" para afrontar este cargo y para estar al margen de las presiones de compañías cotizadas o no cotizadas con las que haya podido trabajar.

Además, afirmó que asumía "el más firme compromiso" de no volver al despacho de abogados Linklaters en el que ha trabajado durante más de 20 años y aseguró que se sentía "totalmente independiente para ejercer la presidencia de la CNMV".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios