luis marín abril. director territorial de banco popular

"Salimos reforzados de la crisis porque no nos hemos ido del lado de la gente"

  • El directivo encargado de la zona occidental de Andalucía destaca el liderazgo de la entidad en el negocio de las pymes

  • "No somos un banco de producto, somos un banco de clientes", afirma

Luis Marín, en uno de los salones del Círculo de la Amistad. Luis Marín, en uno de los salones del Círculo de la Amistad.

Luis Marín, en uno de los salones del Círculo de la Amistad. / josé martínez

-¿cómo está siendo el 2016 para Banco Popular?

-Ha sido un año de muchos cambios. Ha habido cambio de consejero delegado, una ampliación de capital que es un hito muy importante para nosotros. El balance del banco se ha reforzado muchísimo. Esa ampliación de capital viene con una serie de medidas exigentes pero que no dejan de servir para anticiparnos a una realidad que viene para la banca. Nos estamos posicionando muy bien de cara a ejercicios venideros y además, con un objetivo muy definido como es ganar en rentabilidad, en solvencia y continuar siendo independientes.

-En la coyuntura económica actual, la anticipación es clave.

-Está claro, una estrategia que no se sustente en la anticipación está condenada al fracaso. Hay que anticiparse, porque los tiempos son muy cambiantes.

-¿Cuál es el carácter diferenciador de Banco Popular respecto a otras entidades financieras?

-Hay una esencial y es que somos verdaderos especialistas en el negocio con pymes. Somos líderes, llevamos un siglo siéndolo y esto no se improvisa, llevamos mucho tiempo y lo sabemos hacer.

-Las pymes son claves en la economía actual, ¿es posible ofrecer un producto concreto para cada una de sus necesidades?

-Nosotros no somos un banco de productos, somos un banco de clientes. Tenemos una relación estrecha con el cliente, conocemos su negocio y en el momento en que nos necesitan lo que hacemos es ser su proveedor generalista en el área financiera. Miramos las necesidades de financiación que tienen estas empresas, no sólo en plazos o tipos, también en mercados.

-¿En qué ámbitos solicitan ayuda las pymes?

-La financiación es el grueso de la relación con el cliente pero no es exclusiva. Hay otro tipo de productos como el asesoramiento en el exterior, el de tener una estructura financiera adecuada... al final te conviertes casi en un asesor, aunque la asesoría no es exactamente nuestro trabajo. Pero terminas por ser un hombre de confianza de esa empresa, una ayuda en la toma de decisiones.

-¿Esa confianza se ha visto debilitada o reforzada en estos años?

-En Banco Popular se ha visto reforzada. Cuando los bancos son bancos de producto, lo venden en un momento determinado y luego dejan de venderlo cuando no interesa. Si eres un banco de cliente, él es el que te marca que estés presente. Un banco de producto retira el crédito cuando más lo necesita el cliente, un banco de cliente apoya cuando se le necesita. Por eso hemos salido reforzados de la crisis, porque no nos hemos ido del lado de la gente. Hemos estado con las pymes y a cambio hemos recibido mucha confianza.

-Ésa es una de sus principales áreas de influencia en Andalucía.

-En Córdoba, por ejemplo, una de cada tres empresas es cliente nuestro y eso no es casualidad, es cuestión de más de un siglo trabajando con ellas y no yéndote de ningún sitio. Si te marchas cuando vienen las dificultades, la empresa cierra. Nosotros hemos estado y la empresa no olvida eso bajo ningún concepto.

-¿Ha quedado resuelto el problema de financiación que denunciaban las pymes?

-Absolutamente. La verdad es que siempre, incluso en estos años que se decía que el grifo estaba cerrado, en la red comercial donde he estado hemos tenido objetivos de hacer crecer la inversión. En el entorno actual, donde la política monetaria es muy expansiva, lógicamente el dinero llega más fácilmente y también el cliente, por los tipos de interés en que se está operando, es más receptivo a absorber financiación. Pero en Banco Popular la restricción de crédito no ha existido, hemos estado siempre cerca de las empresas.

-El sector agroalimentario sigue siendo clave para Banco Popular.

-Tenemos un peso muy importante, pero también este sector tiene un peso muy relevante en el territorio. Ahí somos líderes. Si hablamos de inversión, en el sector agroalimentario ha crecido en un 5%. El agricultor tiene lo bueno de lo tradicional pero ha dado un paso en cuanto a modernización y se ha convertido en un empresario agrícola que busca eficiencia, rentabilidad, distintos mercados y que se queda con el valor que se genera en la cadena de producción.

-¿Cuál cree que es la vía a explotar para el crecimiento económico de Córdoba?

-Hay una industria muy relevante que es la del turismo. En Córdoba se está potenciando a través de los propios empresarios. Lo que hay que procurar es ofrecer mucha calidad, provocar que el visitante repita y que así aumente su gasto. Cuando uno llega a Córdoba queda impactado, pero hay que hacer que eso tenga también un reflejo en la economía.

-¿Hay que ser escéptico con el final de la crisis económica?

-La crisis financiera terminó, entre otras cosas porque el Banco Central Europeo aplicó políticas muy expansivas, es decir, mucho dinero a un precio muy bajo. Pero no creo que los que trabajamos en el sector podamos obviar que estamos en reconversión. Ahora bien, esto a las empresas no les afecta en nada. Si vamos a la economía real, hay que ser escéptico porque tenemos mucho trabajo por delante. Crecemos a un ritmo del 3% en el mejor de los casos, que es un dato muy bueno en comparación con el resto de la Unión Europea, pero en Andalucía necesitamos un ritmo mayor de crecimiento para converger con la media nacional y europea. No estamos ya tan acuciados por las crisis pero tenemos que hacer las cosas muy bien.

-¿Qué aprendizaje queda de estos años de crisis?

-Prudencia, sobre todo prudencia. Todo el mundo ha entendido que hay que prepararse para la parte del ciclo que menos favorece. La empresa se ha profesionalizado muchísimo, el nivel de formación ha sido importante. El empresario andaluz de hoy es un fiel representante de su sociedad: buena formación, buena intuición y ganas de hacer.

-¿Puede un banco salir reforzado de esta recesión?

-Sin ninguna duda. Nosotros vamos a salir reforzados y el anticiparnos nos hará más fuertes competitivamente. Las medidas que se han tomado nos van a posicionar como un banco que va a seguir siendo líder en pymes, pero además como una entidad referente en comparación con cualquier banco comercial de cualquier parte del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios