Málaga

Málaga es la segunda provincia española con mayor aumento de autónomos

  • La provincia cerró el primer trimestre del año con 117.094 trabajadores autónomos, el volumen más alto de Andalucía y el quinto del país

  • La educación y la construcción lideran el crecimiento

Dos autónomos en su empresa en Málaga. Dos autónomos en su empresa en Málaga.

Dos autónomos en su empresa en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Málaga es una de las provincias más atractivas de España para trabajar como autónomo. Lo demuestran los datos. En el primer trimestre del año ha sido la segunda provincia española en la que más ha aumentado el número de autónomos desde un punto de vista porcentual y, en valores absolutos, es la quinta provincia española con mayor número de autónomos tras Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante. Málaga navega, además, a contracorriente porque el número de afiliados a la Seguridad Social bajo esta tipología se ha mantenido congelado en España entre marzo y diciembre y ha descendido en un notable número de provincias.

Málaga acabó el mes de marzo con 117.094 empleados autónomos dados de alta en la Seguridad Social, un 0,7% más que en diciembre. Solo Baleares tuvo un incremento mayor en ese periodo, con un 1,6%, y está empatado con el aumento, del 0,7%, experimentado en Alicante y Santa Cruz de Tenerife. Así se refleja en el informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) con datos de la Seguridad Social.

La crisis provocó que hubiera un fuerte incremento de autónomos en Málaga. Muchas de esas personas habían sido despedidas en sus respectivas empresas y, ante la imposibilidad de hallar otro puesto de trabajo, decidieron probar suerte en solitario, unificando la prestación por desempleo o tirando de la ayuda de familiares y amigos. También ha habido personas que no tenían ningún trabajo anterior y que han apostado por abrir algún comercio o realizar alguna actividad profesional para poder vivir.

La tendencia en los últimos años ha sido continuamente al alza. En 2008, justo al inicio de la crisis, Málaga había rebasado la barrera psicológica de los 100.000 autónomos. Los primeros años fueron duros porque la quiebra de miles de empresas acabó también arrastrando a los autónomos, pero se fue virando el rumbo. En mayo de 2015, por ejemplo, en Málaga había 105.000 autónomos y ahora, casi cuatro años después, hay 12.000 más.

Si se analiza por sectores se puede observar que en el primer trimestre del año ha habido crecimiento en prácticamente todas las áreas en la provincia malagueña. De hecho, de un total de 15 variables solo ha descendido en tres entre enero y marzo. Hay que hacer dos tipos de análisis, en función del volumen total o de la variación porcentual. En el primer caso, la mayoría de los autónomos en Málaga están en el comercio. En el mes pasado la Seguridad Social tenían contabilizados a 30.998, lo que representa el 26% del total. En segundo lugar está la hostelería con 14.295 autónomos y en tercero la construcción con 13.209. Entre esos tres sectores acaparan justo la mitad de todos los autónomos de la provincia. Otros segmentos representativos son las actividades profesionales, científicas y técnicas, con 9.920 afiliados, el transporte, con 6.291, o la industria, con 5.281.

Esos son los números absolutos, pero luego cada sector tiene sus idas y venidas. El comercio, pese a ser líder indiscutible en volumen, ha perdido un 0,2% de autónomos en el primer trimestre del año, mientras que la hostelería lo ha elevado un 1% y la construcción un 2,1%. El segmento que más ha crecido porcentualmente hablando ha sido la educación, con un 2,2% hasta los 2.957 autónomos. Por sexos, la mayoría de autónomos son hombres (74.787) frente a las 42.307 mujeres. No obstante, el crecimiento porcentual ha sido similar, un 0,8% en los varones y un 0,6% en las mujeres.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios