Gerardo Pérez, presidente de Faconauto

"Decir que el diésel está acabado es una imprudencia de la ministra"

  • Piden que se pacten medidas compensatorias que permitan ir retirando este tipo de vehículos, que son mayoría en el parque automovilístico español.

Eduardo Pérez (segundo por la izquierda), junto a otros participantes en la VII Jornada de Automoción. Eduardo Pérez (segundo por la izquierda), junto a otros participantes en la VII Jornada de Automoción.

Eduardo Pérez (segundo por la izquierda), junto a otros participantes en la VII Jornada de Automoción. / José Ángel García (Sevilla)

"Es una imprudencia de la ministra hablar así sobre el fin del diésel", el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha resumido así el sentir de las asociaciones de concesionarios de automoción españoles a los que representa. La nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha soliviantado a numerosos sectores y colectivos con su augurio de que el diésel "tiene los días contados".

Los concesionarios no discuten el fin último, pero sí los tiempos de los que habla el Gobierno. "Es inexorable que haya en algún momento un cambio de combustible, pero no podemos estar de acuerdo con los plazos", explica Pérez. El presidente de Faconauto alerta de una serie de datos que parecen haber pasado desapercibidos para los responsables gubernamentales, como que el 80% de la fabricación en automoción nacional pasa por el diésel, que las ventas, aún hoy, supongan un 60% o que el parque automovilístico esté formado mayoritariamente por este tipo de motores. 

Así, desde los concesionarios abogan por una "transición ordenada y pactada" con todos los implicados. "No se puede dar por acabada la tecnología diésel sin pactar unas medidas compensatorias", afirma Pérez. Entre estas disposiciones se encontrarían incentivos fiscales y planes para renovar el parque automovilístico español. La media de antigüedad de los coches es para los concesionarios el primero de los problemas que deberían enfrentarse. "En 2025, el 60% de los vehículos tendrá más de 10 años. Eso nos pone por muy debajo de Europa y al nivel de Marruecos", sentencia Pérez.

Coche eléctrico

Los coches de tecnologías menos contaminantes, como la eléctrica, pueden ser una solución, pero muy a largo plazo. Como advierten dese Faconauto , "aún si se vendieran todos los coches eléctricos disponibles este año, a ese ritmo aún tardaríamos 20 años en llenar las calles de este tipo de vehículos". El problema es que la tecnología no ofrece la suficiente autonomía para que los ciudadanos se decanten en masa por este tipo de coches. 

Según datos ofrecidos hoy durante la VII Jornada de Automoción de Andalucía, organizada por la Asociación de Concesionarios de Sevilla (Asconse), la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) y la propia Faconauto, las matriculaciones de Vehículos de Energías Alternativas (VEA) en Andalucía supondrán el 7%. En 2019, ese porcentaje subirá hasta el 10%, destacando la evolución de los híbridos a gas, que crecerán a un ritmo del 78%, hasta las 3.000 unidades, y de los híbridos (gasolina/eléctrico), cuyas matriculaciones superarán las 9.000 unidades. Por su parte el eléctrico puro crecería al 18%, con unas 300 unidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios