Economía

Cajasur Banco cierra el año 2017 con un beneficio de 15,9 millones

  • El grupo Kutxabank, al que pertenece la entidad cordobesa, gana 302 millones de euros y mejora en todos los márgenes

Javier García, consejero de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, presidente del grupo, y Miguel Cabello, presidente de Cajasur. Javier García, consejero de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, presidente del grupo, y Miguel Cabello, presidente de Cajasur.

Javier García, consejero de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, presidente del grupo, y Miguel Cabello, presidente de Cajasur. / m. g.

Cajasur Banco cerró el año 2017 con un resultado positivo de 15,9 millones de euros, según los datos que se ofrecieron ayer en la convención de directivos de Kutxabank celebrada en San Sebastián. La entidad financiera con sede en Córdoba arrojó reste resultado a la cuenta de resultados del Grupo Kutxabank, que finalizó 2017 con un beneficio neto consolidado de 302 millones de euros, un 23,6% más que en 2016. El grupo financiero ha logrado incrementar todos sus márgenes, incluido el de intereses, así como el saldo del activo total, con un 1,6% más.

Desde el grupo Kutxabank explicaron que el volumen de negocio alcanzó el año pasado los 102.165 millones de euros, con un incremento del 1,8%. La intensa actividad comercial ha vuelto a ser en 2017 la principal palanca para el buen cierre del ejercicio, apuntaron desde el grupo, con un crecimiento notable en la contratación de nuevos productos financieros, principalmente vinculados con la financiación a empresas, con los préstamos hipotecarios y con los créditos personales. También ha ayudado la contribución creciente del negocio asegurador.

Con un mercado hipotecario al alza, el importe de los créditos destinados a la compra de viviendas ha crecido un 17,3%, por encima de la media del mercado en todas las zonas en las que está implantada la entidad bancaria. Kutxabank ha incrementado el liderazgo en la cuota hipotecaria, que se ha mantenido en torno al 38% en sus territorios de origen.

También ha sido notable la pujanza de la actividad desarrollada en el ámbito de los préstamos al consumo, cuya formalización ha crecido un 25,2% sólo en la banca minorista, explicaron desde Kutxabank. La misma tónica positiva se ha registrado en el crédito comercio, que ha crecido un 46% y en las cuentas de negocio, con un incremento del 63%.

La financiación de inversiones productivas a las empresas ha experimentado en 2017 un fuerte crecimiento, próximo al 30%. El Grupo Kutxabank ha puesto a disposición de las pequeñas y medianas empresas un importe global de 3.945 millones de euros, un 29% más que en 2016. Este buen dato se produce "en un entorno de consolidación del mercado, con un sensible descenso de los activos dudosos y una clara mejora de la situación del sector".

Este impulso positivo de las nuevas contrataciones ha logrado, además, apuntalar una evolución interanual positiva de los saldos de la inversión crediticia productiva que crece un 5,1%. A lo largo del año pasado, 1.217 pymes se han sumado a la cartera de clientes del Grupo bancario.

A la vista de la evolución de los datos de financiación, Kutxabank consideró que en 2017 el entramado productivo y empresarial ha salido definitivamente de la crisis y confió en que se mantenga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios