Economía

Caixabank refuerza su apuesta por una banca socialmente responsable

  • Su presidente, Jordi Gual, afirma en la junta de accionistas que las exigencias sobre las entidades son más fuertes tras la crisis y hay que satisfacerlas 

Gonzalo Gortázar, consejero delegado, y Jordi Gual, presidente de Caixabank Gonzalo Gortázar, consejero delegado, y Jordi Gual, presidente de Caixabank

Gonzalo Gortázar, consejero delegado, y Jordi Gual, presidente de Caixabank

La Junta General Ordinaria de Accionistas de Caixabank ha aprobado la gestión y los resultados del ejercicio 2018. El banco obtuvo el apoyo mayoritario de los accionistas, que aprobaron, entre otras propuestas formuladas por el Consejo de Administración, la reelección como consejeros de Gonzalo Gortázar, Amparo Moraleda, John S. Reed y Mari Teresa Bassons, y el nombramiento como nuevos miembros del Consejo de Administración de Marcelino Armenter y Cristina Garmendia.

Reto digital

Después de repasar el entorno macroeconómico, el presidente de la entidad resaltó en su intervención los desafíos que plantea el nuevo entorno para el sector financiero, “como la revolución de los datos y la movilidad”. Para Gual “la transformación digital nos proporciona una gran oportunidad para interactuar mas con nuestros clientes y ofrecerles una mejor experiencia, algo que desde Caixabank hemos demostrado que sabemos aprovechar¨.

Ademas de la regulación prudencial, Jordi Gual también se refirió a la “regulación en el ámbito de la conducta y de la protección de los datos de los clientes y su privacidad¨. El presidente de Caixabank aseguró que “compartimos esta sensibilidad y somos muy conscientes de la importancia de actuar con la máxima transparencia e integridad, y de contar con un modelo de gobierno solido, que asegure el máximo nivel de cumplimiento de las obligaciones¨.

A la altura de las exigencias de la sociedad

Jordi Gual señaló que el conjunto de la sociedad espera de las empresas una mayor responsabilidad social. Según Gual, “las exigencias sobre los bancos todavía son mas fuertes tras la crisis, pero cumplir con estas expectativas facilitara la recuperación de la confianza en el sector financiero¨. En esta linea, Gual insistió en que “el modelo de banca socialmente responsable esta en nuestro ADN y es una fuente sostenible de generación de valor para accionistas, clientes, empleados y para el conjunto de la sociedad¨.

En este sentido, el presidente resaltó que “el compromiso de todos los profesionales de la entidad con nuestra misión y nuestros valores nos permite ser optimistas: Caixabank es una historia de éxito, que se proyecta al futuro con ambición y con unos fundamentos muy sólidos¨.

Creciendo desde la posición de líder

Por su parte, el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, subrayó como principales avances del año “el refuerzo del liderazgo en banca minorista y digital, la fuerte reducción de activos problemáticos y no estratégicos y la consecución de una rentabilidad adecuada¨.

Caixabank continuó creciendo significativamente en las cuotas de mercado de productos 'retail', a pesar de contar ya con una posición de liderazgo. “Tenemos una cuota en nominas del 26,8%, en productos de ahorro a medio y largo plazo del 21,8%, del 15,7% en crédito al sector privado; ademas, alcanzamos una penetración de clientes particulares del 29,3% y del 32% en clientes digitales, lo que nos consolida como el banco de referencia del sistema¨, ha destacado el consejero delegado.

Gortázar se refirió también a la "mejora sostenida de la rentabilidad, que ha pasado del 3,4% de 2014 al 9,3% de cierre de 2018, en línea con los objetivos del Plan Estratégico y de coste de capital".

Prioridades del futuro

A continuación, el consejero delegado señaló las prioridades de los próximos anos, que pasan por "estar mas cerca del cliente, mantener una rentabilidad que asegure la sostenibilidad y la retribución a los accionistas y seguir siendo referentes en banca responsable".

Para Gortázar, “el cambio de comportamiento de los clientes, la prolongación del entorno de tipos bajos, la fuerte presión competitiva y la insostenibilidad del coste del riesgo en mínimos, nos exige, por un lado, inversión para adaptar la red de distribución al cliente y, por otro, una búsqueda continua de eficiencia para asegurar la sostenibilidad¨.

Para el consejero delegado de Caixabank, “la apuesta clave de la entidad es con las personas nuestros clientes y empleados y la sociedad en su conjunto¨. Ademas, Gortázar apuntó también que “la transformación digital es una herramienta muy valiosa que nos permitirá ofrecer la mejor experiencia a nuestros clientes, incrementar la productividad de nuestros empleados y reforzar nuestra posición de liderazgo¨.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios