Rechazo a la derogación

CEOE y Cepyme, dispuestas a cambiar la reforma laboral si mejora el mercado de trabajo

  • Garamendi apuesta por mantener la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales

  • Reconoce algún abuso en la externalización que ha creado “bolsas de precariedad”

Antonio Garamendi, en Santander en el seminario de la UIMP y APIE, patrocinado por BBVA. Antonio Garamendi, en Santander en el seminario de la UIMP y APIE, patrocinado por BBVA.

Antonio Garamendi, en Santander en el seminario de la UIMP y APIE, patrocinado por BBVA. / EP

El vicepresidente de CEOE y presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, abrió este martes la puerta a negociar modificaciones de la reforma laboral de 2012 con las centrales sindicales, aunque limitó esos cambios porque rechaza una derogación en bloque. Entre las cuestiones que las patronales están dispuestas a cambiar ciclo elementos para ganar flexibilidad o para combatir las "bolsas de precariedad" en el trabajo, dado que dirigente admitió que existen, pero negando que el empleo en España sea precario: “El 80% del empleo tiene contrato indefinido”, dijo.

Garamendi admitió la disponibilidad a negociar durante su intervención en el seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) organizado también por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) La economía ante el blockchain. Lo que está por venir, que se celebra bajo el patrocinio de BBVA en Santander, donde manifestó la voluntad de las patronales de llegar a acuerdos con los sindicatos en "todo aquello que pueda mejorar el mercado de trabajo".

El vicepresidente de CEOE reconoció que esas "bolsas de precariedad" han surgido  por un mal uso de la externalización, y que esa "mala gestión de ciertos contratos que algunas empresas aprovecharon para tirar precios" como en el caso de las camareras de piso de hoteles, conocidas como kellys.

En cambio hay cuestiones sobre las que las patronales no están dispuestas a negociar, pese a que los sindicatos han señalado algunas como esenciales para poder firmar un acuerdo. Entre esas cuestiones está la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales. “Soy empresario y defiendo a las empresas, y las empresas están por delante de los sectores”, dijo Garamendi en la misma sala del Palacio de la Magdalena en la que ayer comparecieron Unai Sordo y Pepe Álvarez, secretarios generales de CCOO y UGT, respectivamente,

Garamendi sí es optimista respecto a llegar a un acuerdo salarial con las centrales sindicales. Así afirmó que está “confiado en poder dar una buena noticia a este país en los próximos días". Aún así lamentó que haya partes que estén aireando cuestiones sobre los que el consenso no está cerrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios