Economía

Airbus y Tata fabricarán 56 C295 para la India tras un acuerdo de 2.121 millones

Un C295, fabricado por Airbus Defence and Space, en pleno vuelo. Un C295, fabricado por Airbus Defence and Space, en pleno vuelo.

Un C295, fabricado por Airbus Defence and Space, en pleno vuelo. / M. G.

El consorcio formado por Airbus y el fabricante indio Tata ha concluido las negociaciones con el Gobierno indio sobre el coste de compra de 56 aviones de transporte militar C295 del grupo aeronáutico europeo, paquete que se valoraba en el principio de las negociaciones, en 2015, en unos 2.121 millones de euros (2.340 millones de dólares). "Las negociaciones comerciales han concluido y ahora toca esperar al visto bueno del Comité Central de Seguridad (CCS)", indicó a Efe una fuente cercana a las negociaciones que pidió el anonimato.

"El contrato para (la adquisición) de 56 aeronaves de transporte C295 está progresando según las directivas y requerimientos del Ministerio de Defensa del Gobierno de la India", se limitó a informar un portavoz de Airbus en la India, que solicitó quedar en el anonimato.

El Consejo de Adquisición de Defensa de la India dio luz verde al consorcio formado por Airbus y Tata en mayo de 2015 para abrir negociaciones en exclusiva.

La nación asiática, uno de los mayores compradores de armamento del mundo, pretende reemplazar sus Avro de transporte militar por los C295.

La empresa adjudicataria construirá los primeros 16 aviones en Sevilla y los 40 restantes serán producidos en la India en asociación con la compañía local Tata Sistemas Avanzados.

Alemania rechaza dos A400M

Por otra parte, la fuerza aérea alemana ha rechazado los dos últimos A400M que debía recibir porque, asegura, tienen problemas técnicos que necesitan una inspección adicional.

Alemania ya ha recibido 31 aviones de los 53 encargados en el contrato inicial que dio origen al programa, con los que el ejército germano ha realizado numerosas misiones de forma exitosa.

En un comunicado, Alemania reconoció las capacidades del avión que se ensambla en Sevilla, pero también se refiere a "problemas técnicos recurrentes", sobre todo con los motores.

Airbus defiende que los problemas técnicos no son significativos. "Somos conscientes de los problemas hallados en las hélices de algunos de nuestros aviones, pero esto no es crítico para la seguridad y nuestros clientes continúan aceptando y operando sus aviones", explicó el constructor aeronáutico europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios