Gastronomía

Comer en Trigueros y Almonte: dos restaurantes que tienes que conocer este verano

  • Mesón El Tamborilero, la cocina de siempre en el corazón del Condado.

  • El Mesón de Abad, tradición y vanguardia en una bodega con encanto.

Comer en Trigueros y Almonte: dos restaurantes que tienes que conocer este verano

Comer en Trigueros y Almonte: dos restaurantes que tienes que conocer este verano

El Tamborilero (Almonte)

Lleva 50 años abriendo su cocina, literalmente, a todo aquel que viene a deleitarse con los sabores del Condado de Huelva.

Rosendo va cada mañana al mercado y entorno a las 7 h. comienza a cocinar la magia. Recetas de toda la vida con sello propio y mucho amor capaces de conquistar los paladares más exquisitos.

María Fernández junto a Rosendo Martín, propietario del restaurante El Tamborilero María Fernández junto a Rosendo Martín, propietario del restaurante El Tamborilero

María Fernández junto a Rosendo Martín, propietario del restaurante El Tamborilero / Rafa del Barrio (Almonte)

Como seña de identidad, una costumbre. Todo comensal que elige su restaurante, antes de sentarse a la mesa, se asoma a los fogones. "Siempre me ha parecido que guiar al comensal hasta la cocina para mostrarle lo que hay de comer es mucho más cercano que contárselo a través de un trozo de papel. Así pueden ver que se trata de productos frescos y realizados casi en el momento", cuenta el propietario. 

En El Tamborilero no hay carta, pero sí muchas ganas de hacer felices a los clientes a través de sabores únicos.

En esta ocasión, el plato elegido es "corvina en salsa de almendras", una de las opciones favoritas de los visitantes.

Además de este plato, las estrellas de El Tamborilero son los chocos con patatas, las alubias con almejas, los cocidos de verdura o el atún con crema de almendras. Cocina con mucha elaboración y cariño, como el bacalao o la merluza con tomate o la berenjena rellena

En cuanto a la oferta de vinos, la gente que trabaja el Tamborilero gestiona también el Museo del Vino de Almonte. Así las cosas, cuentan con unas 80 referencias de caldos en carta, de las que se pueden copear unas 20.

Los postres son caseros. Salen mucho las tartas de queso, nueces, almendras, coco y chocolate.

Mesón El Tamborilero, en Almonte

El Mesón de Abad (Trigueros)

Ubicado en la localidad de Trigueros está El Mesón de Abad. Una antigua bodega de 1910 (de las más antiguas del pueblo) reformada con un encanto especial. 

Desde que abrió en el año 2003, Antonio Sánchez ha sabido llevar la cocina tradicional a un escalón más alto. Ofrece así los sabores de siempre con un toque "divertido", con el objetivo de sorprender a todo aquel que se sienta a la mesa.

En este restaurante la premisa máxima es hacer disfrutar a los comensales con productos de la tierra, de primera calidad, a precios populares y en un entorno original con sello propio.

El Mesón de Abad El Mesón de Abad

El Mesón de Abad / Clara Carrasco (Trigueros)

"Es uno de los pocos bares eclécticos. No está sujeto a ningún estilo. Mezclamos lo moderno y lo tradicional de toda la vida. Aunque, eso sí, los colores juegan un papel fundamental. Queremos transmitir alegría", explica su fundadord.

En el Mesón de Abad algunos de los platos que más triunfan son el solomillo al carbón, los canelones de berenjena rellenos de rape y langostino; el arroz negro con alioli gratinado y puntillitas; los langostinos con chutney de mango y piña o el magret de pato con peras y chocolate.

Solomillo al carbón, uno de los platos estrella de El Mesón de Abad (Trigueros)

De postre, el 'café migao' (servido en una tetera antigua, lleva espuma de café, bizcocho de vainilla y una tierra de galleta oreo) o el brownie esponjoso de chocolate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios