Linares Deportivo-San Roque de Lepe

Lo único que faltó fue el acierto

  • Derrota de los aurinegros que no refleja lo sucedido en el campo durante el quinto partido de pretemporada y frente a un equipo de superior categoría

Iván Robles trata de controlar un balón en el encuetro disputado ayer en Bailén frente al Linares.

Iván Robles trata de controlar un balón en el encuetro disputado ayer en Bailén frente al Linares. / M. G. (Bailén)

Derrota del San Roque en Bailén ante el Linares Deportivo en el quinto partido de preparación para el equipo lepero. Un gol en el descuento de la primera mitad y otro en los primeros minutos de la segunda, propiciado este por un error de su defensa, llevaron a los aurinegros a un resultado que no acaba de reflejar realmente lo ocurrido durante los 90 minutos en los que, dejando a un lado estos dos despistes, el San Roque tuteó al conjunto linarense. En realidad, para eso están los partidos de pretemporada, para corregir esos defectos que se deben evitar cuando los puntos estén en juego.

En esta ocasión, Antonio Fernández optó de inicio por una defensa de cuatro en línea con Iván Robles y Fran Ávila en los laterales y Alex Carmona y Becken como pareja de centrales, con Joel y Adrián Ruiz en el doble pivote, una línea de tres por delante formada por Fernandito, Marcos Torres y Víctor Morillo, y con Abeledo como hombre más adelantado.

Con esta disposición táctica, el equipo lepero le jugó de igual a igual a un equipo de una categoría superior como el linarense sin pasar por excesivos apuros durante la primera mitad. De hecho, el primer portero que se vio obligado a intervenir fue el del Linares Deportivo en el minuto 24. El exrecreativista Nauzet atrapó con algún que otro apuro un centro-chut desde la izquierda de Víctor Morillo que ya se colaba en su portería. La respuesta local llegó solo dos minutos en una acción similar de Carracedo que obligó a Salvi a meter la mano para desviar el lanzamiento.

Adrián Ruiz en un lance durante el encuentro disputado ayer en Bailén. Adrián Ruiz en un lance durante el encuentro disputado ayer en Bailén.

Adrián Ruiz en un lance durante el encuentro disputado ayer en Bailén. / M. G. (Bailén)

La igualdad siguió siendo la tónica casi hasta el descanso, tanto en dominio como en oportunidades, una para cada equipo, hasta el segundo minuto de la prolongación en el que Rodri aprovechó un buen servicio de Dani Perejón desde la derecha para ponérsela imposible a Salvi con un remate de primeras desde el punto de penalti.

Con la entrada de Camacho tras el descanso, el San Roque comenzó el segundo periodo con mayor posesión de balón y con las líneas más adelantadas, llegando incluso a disponer de una buena ocasión para empatar con un disparo de Víctor Morillo que salió muy cerca del larguero. Sin embargo, una falta de entendimiento en la zaga lepera a la hora de sacar el balón de la zona de peligro solo un minuto después de la ocasión anterior le permitió al Linares Deportivo la ocasión de ampliar su ventaja por medio de Carracedo en el minuto 57.

A pesar del castigo, excesivo para lo que se había visto sobre el terreno de juego hasta ese momento, el cuadro aurinegro siguió intentando buscar el área del Linares, casi siempre por banda izquierda por donde Víctor Morillo y Fran Ávila asumieron el protagonismo ofensivo de su equipo. Estas intenciones no pasaron de algún centro con relativo peligro pero que acabaron sin tener reflejo en el marcador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios