españa

7nombres para un sonoro fracaso

  • Un terremoto con epicentro en Madrid fue el inicio de todo; después vino lo demás

Comentarios 1

El prematuro adiós de España al Mundial tiene un origen evidente en el terremoto que desató la destitución de Julen Lopetegui a dos días del debut ante Portugal, pero no es el único factor que explica la caída de una de las favoritas.

En Moscú, España cayó en la tanda de penaltis tras no poder ganar a una Rusia que acogía el torneo siendo el equipo con peor ranking FIFA de sus 32 participantes. El derrumbe no entraba en los planes de nadie, aunque siete claves y siete nombres, lo explican:

LOPETEGUI, RUBIALES Y... ¿FLORENTINO?

España llegaba en gran forma a este Mundial, sin haber conocido la derrota en todo el ciclo de Lopetegui, con una idiosincrasia de juego consolidada y un plantel que combinaba experiencia, juventud y jerarquía. Sin embargo, lo que sucedió en los días previos al estreno es historia conocida: el anuncio de que Lopetegui dirigiría al Real Madrid tras el torneo; la furia del presidente de la Federación, Luis Rubiales, ante la sorpresa; el despido súbito del seleccionador pese al intento de los futbolistas por evitarlo; y el nombramiento de Fernando Hierro como su sustituto. Ahora, tras la eliminación, los aficionados y los medios apuntan a Lopetegui y Rubiales como responsables del desastre. Y otros señalan incluso a Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, por haber alterado la calma española. "¿Satisfecho?", tituló ayer el diario Superdeporte con una fotografía del dirigente blanco en portada.

HIERRO NO ENCONTRó RESPUESTAS

Fernando Hierro no es el culpable, pero es cierto que no fue el bombero que debía apagar el incendio. El ex jugador malagueño apenas cuenta con experiencia en los banquillos y eso quedó a la vista en Rusia. En el decisivo partido de octavos de final hizo tres modificaciones y dejó fuera del once a Iniesta, pero el equipo siguió sin encontrar respuestas. Ante la anfitriona se vio a una España plana y redundante. Todo indica que su breve experiencia como seleccionador ya acabó.

DE GEA, UNA DUDA PERMANENTE

El Mundial del portero David de Gea fue una pesadilla. Falló en varios goles, se mostró inseguro a lo largo de todo el torneo y hasta se convirtió en el objeto favorito de burlas y memes en las redes sociales. Las estadísticas son lapidarias con el madrileño: sólo hizo una parada en 390 minutos.

sergio RAMOS y PIQUÉ

España cuenta con una dupla de centrales que sería la envidia de cualquier selección del mundo: Sergio Ramos y Gerard Piqué. En Rusia, sin embargo, fueron una de las debilidades de la selección, especialmente en el choque del domingo. Se mostraron inseguros, fallaron varios pases sencillos al intentar salir jugando y Piqué fue el responsable del error que permitió a Rusia empatar. Fue el último partido del central barcelonista con España, si cumple con lo que anunció unos meses atrás. Ramos seguirá, aunque ni su papel ni su falta de autocrítica gustaron a los aficionados.

LA NUEVA GENERACIÓN TAMPOCO APARECIÓ

Más allá de la insistencia de Isco, la talentosa nueva generación española no llegó a tomar el relevo en Rusia. Marco Asensio tuvo su oportunidad siendo de la partida ante Rusia, pero su actuación resultó intrascendente. Por su parte, Saúl Ñíguez no tuvo ni un minuto. Y nombres novedosos en la expedición española, como Iago Aspas o Rodrigo, tampoco disfrutaron de suficiente confianza.

¿UN ESTILO CADUCO?

España llevó antaño el testigo de un estilo que luego recogió la selección de Alemania. Ambas ya están fuera de un Mundial que no premia a quien tiene la posesión del balón. Por ahora se imponen el balón parado y los contragolpes como las vías más usuales de acceso al gol. El fútbol de toque parece estar perdiendo terreno. El récord de 1.029 pases completados no sirvió a España ante Rusia. ¿Está mutando el fútbol?

LA FALTA DE AUTOCRÍTICA

El juego de España preocupó desde el inicio del torneo, pero la autocrítica brilló por su ausencia. El plantel se encerró en sí mismo y no reconoció errores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios