Deportes

Un nuevo Luis Enrique para una nueva selección

Luis Enrique grita a sus futbolistas para animarlos durante un ejercicio. Luis Enrique grita a sus futbolistas para animarlos durante un ejercicio.

Luis Enrique grita a sus futbolistas para animarlos durante un ejercicio.

Es una nueva selección española, con un nuevo seleccionador y también con un nuevo talante en la figura de Luis Enrique, cuya aspereza característica matizó durante estas semanas hasta ofrecer públicamente un rostro muy diferente al de su etapa como entrenador de clubes.

España estrenó un nuevo perfil de seleccionador en la figura de Luis Enrique. Desde otro Luis, en este caso Aragonés, el equipo nacional no tenía un entrenador estrella. No lo fueron Vicente del Bosque, Julen Lopetegui o Fernando Hierro, por ejemplo. Pero Luis Enrique tiene -o tenía- otra personalidad.

Para muchos supuso una sorpresa su elección como seleccionador. O mejor dicho: que aceptara. Hacía no mucho se había rumoreado la existencia de una oferta del Chelsea por encima de los ocho millones de euros (9,2 millones de dólares), una cantidad inasumible por mucho para la Federación Española.

Pero Luis Enrique dijo a la selección española por menos de dos millones de euros anuales. Es la mayor cifra pagada jamás por la Federación Española, aunque muy alejada del caché del ex técnico del Barcelona.

"Quería entrenar a España por encima de todo, pocas veces hemos visto a alguien tan dispuesto como él. Ha hecho un esfuerzo impensable por cumplir un sueño", explicó un portavoz de la federación durante la concentración para preparar el partido de mañana ante Croacia en Elche, correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Naciones.

"Ese esfuerzo lo ha llevado a todos los terrenos, no sólo el económico. Nos lo vendieron como un ogro y es una de las personas más agradables con la que hemos tratado", añadió la misma fuente.

Y lo mismo opinan los futbolistas. "Estamos encantados con su tipología de entrenos y la forma de jugar", dijo Thiago Alcántara. "No es un sargento, como dicen", manifestó Nacho Fernández. "No nos van a enfrentar", aseguró Sergio Ramos después de sugerir que la prensa busca choques entre jugadores y técnico.

Nadie dudaba sobre la capacidad técnica de Luis Enrique, ampliamente demostrada en equipos como Roma, Celta o, sobre todo, el Barcelona, con el que conquistó un histórico triplete -Liga de Campeones, Liga y Copa del Rey- en 2015. La principal incógnita se centraba en cómo encajaría en el vestuario y entre la opinión pública un entrenador que años atrás dio muestras de una personalidad volcánica especialmente con la prensa, con la que mantuvo tensos conflictos en ruedas de prensa desagradables.

Pero lo que se ha visto de momento es un Luis Enrique impecable en sus modales y en el trato con todos, desde jugadores hasta medios de comunicación y empleados de la RFEF. "Hasta ahora todo ha sido inmejorable y lleno de sonrisas. Que todo siga así será el reflejo de que las cosas funcionan bien", afirman en la Federación. Todos saben que es el comienzo. Vendrán reveses y habrá que ver cómo se maneja ahí el nuevo seleccionador español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios