bádminton campeonato del mundo 2018

"Esta niña es increíble"

  • Toñi Martín, la madre de Carolina, cree que su hija merece el Princesa de Asturias

  • "La admiro como persona por su trabajo y por tener los pies en la tierra"

  • "Estoy que no quepo en mi cuerpo"

Carolina Marín se dispone a devolver el volante en un lance de la final del Mundial disputada ayer ante la india Pusarla Sindhu. Carolina Marín se dispone a devolver el volante en un lance de la final del Mundial disputada ayer ante la india Pusarla Sindhu.

Carolina Marín se dispone a devolver el volante en un lance de la final del Mundial disputada ayer ante la india Pusarla Sindhu. / liusong / efe

Toñi Martín era ayer la mujer más feliz del mundo. Su hija se acababa de proclamar tricampeona mundial y entraba en la historia logrando lo que nadie había logrado hasta ahora.

"Esto es muy fuerte; voy a intentar no llorar (algo que no consiguió durante la entrevista) porque estoy que no quepo en mi cuerpo. Me acaba de llamar una amiga y me ha dicho 'Tú sabrás que tu niña está en la historia del deporte...'. Llevo un rato en el sofá para relajarme, porque parece que la que acaba de jugar la final soy yo. Es increíble cómo nos sorprende esta niña y cada vez más gratamente".

Carolina Marín llegó al Campeonato del Mundo con muchas dudas, dado que los resultados en la gira asiática no fueron buenos. "Yo no tenía dudas; aunque en esos torneos falló, físicamente ella me decía que se encontraba muy bien, que estaba en su mejor momento, pero mentalmente había cosas que arreglar, y vaya si se han arreglado. Ella me dejó claro que se iba a centrar en el Mundial, me dijo 'voy a por él' y puede parecer algo prepotente, pero no lo es. Me dijo en 2016 que iba a ganar los Juegos Olímpicos y se los llevó; en esta ocasión no me lo comentó tan claramente, pero el Campeonato del Mundo era su gran objetivo y ya lo tiene. Había un nivel enorme, porque las demás jugadoras también se preparan a tope para este torneo, pero mi hija ha estado a un nivel sobresaliente; ella siempre responde en las grandes citas".

Toñi insiste en que "ahora mismo estoy superfeliz. Acabo de tener una videollamada con ella y derrocha alegría, estaba riéndose con la corona de flores que le han puesto, que la verdad es que no le favorece mucho, pero no importa".

Aún no se sabe la fecha en la que Carolina llegará a Huelva, porque primero tiene que llegar a Madrid vía Frankfurt (está previsto que aterrice esta noche en la capital de España sobre las 23:35) y allí debe cumplir con diversos actos institucionales y promocionales.

El año 2018 no se le olvidará a la familia. "Estamos viviendo un sueño; primero llegó el Europeo en el Palacio de los Deportes que lleva su nombre, con la afición volcada con ella... y ahora esto. La verdad es que casi no me da tiempo para asimilar todos los éxitos. Quiero dar las gracias de corazón a toda Huelva y a España por todo el apoyo que recibe mi niña; en el partido de semifinales ante la china He Bingjiao jugó contra la rival y contra los 10.000 espectadores que había, no la apoyaba nadie, pero sí desde su Huelva querida, de su gente... y eso le llega a ella".

Toñi Martín se deshace en elogios hacia la reina del bádminton mundial: "La admiro como persona por su trabajo, por su fortaleza, por sus cualidades, y porque a pesar de todas las medallas y los títulos que ha conseguido, siempre tiene los pies en el suelo, sigue siendo la Carolina de siempre. Lo que está logrando es a base de mucho trabajo, de constancia, de sacrificio... hay días que la llamo y me dice 'mañana hablamos' y yo sé que es porque está agotada". "Ella se fue con 14 años a Madrid, y la persona no ha cambiado mucho, sigue siendo alegre, le gustan las mismas cosas, bailar, la playa, su jamón, su Huelva, es muy familiar, lo único que no dispone de tiempo y el poco que tiene no lo puede disfrutar al máximo porque muchas veces está cansada, agotada".

Deportivamente, entre sus cualidades destaca una. "Fernando Rivas (su entrenador) dijo que lo que más le llamaba la atención de ella era su resilencia, porque cuando viene algo en contra tiene la capacidad de darle la vuelta y superarse".

Pese a que tiene un palmarés envidiable en el que no falta de nada, su madre tiene claro que seguirá siendo ambiciosa deportivamente hablando. "La conozco bien y no se va a relajar; podrá no estar al mismo nivel, porque es muy difícil mantenerlo y está en un deporte en el que hay mucha igualdad y hay muchas jugadoras de gran nivel, pero ella va a seguir aspirando a todo, trabajando duro para seguir sumando éxitos".

A Toñi le gusta mirar hacia atrás y recordar los muchos y buenos momentos que le ha hecho vivir su hija: "Me emociono cuando Huelva la recibió en el Ayuntamiento con la plaza llena, se me ponen los pelos de punta al ver cómo la arropó su ciudad, al escuchar esa salve ella que es tan rociera... hay momentos que veo ese vídeo en Youtube y fue precioso".

Carolina Marín ya tiene un Palacio con su nombre y podría tener también una calle, pero a su madre hay un reconocimiento que le haría especial ilusión: "Creo que mi niña se merece que alguien la proponga para el Princesa de Asturias; se lo merece por el palmarés que tiene, y lo digo con el máximo respeto para los demás deportistas, pero ella ha roto barreras, ha acabado con el dominio asiático y este año ha logrado Europeo y Mundial. Hace poco la nombraron embajadora de la marca España, todo un honor, pero sería especial que le dieran el Princesa de Asturias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios