nba

El futuro de LeBron es la gran incógnita

LeBron James. LeBron James.

LeBron James. / DAVID MAXWELL / efe

Cuando restaban 4.02 minutos y LeBron James saludó a todos sus rivales y caminó hacia el banquillo de los suplentes, no sólo estaba izando la bandera de rendición en la final de la NBA: muchos tomaron esa imagen como un posible señal sobre su futuro.

Atrás había quedado su producción más baja de todos los play offs, con 23 puntos y seis rebotes, y una actitud diferente a la indomable que había mostrado en el resto de la serie.

Cuando sonó la bocina, LeBron salió caminando por el túnel y no sólo hacia los vestuarios: también hacia la agencia libre. Ya en 2010, el mejor jugador del mundo dejó su casa en Cleveland y no son pocos los que se preguntan si lo volverá a hacer.

"En este momento no tengo idea", respondió él para añadirle más incertidumbre al asunto.

¿Dónde podría terminar? Hay varios escenarios probables. Uno es Los Angeles Lakers, que tienen espacio por debajo del tope salarial para sumar dos agentes libres de gran coste. El rumor es que intentarán seducir a James y a Paul George para jugar junto a los jóvenes Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Brandon Ingram y Julius Randle.

Pero los Lakers no llegan a los play offs desde 2013, juegan en la difícil Conferencia Oeste y un proyecto nuevo no es algo que lo atraiga especialmente.

Philadelphia 76ers es otra alternativa, con un proceso de reconstrucción más avanzado. Esta temporada logró 52 victorias en la fase regular y avanzó hasta las semifinales de la Conferencia Este.

Houston Rockets parece ser la opción más viable, con un equipo que liderado por James Harden y Chris Paul estuvo a punto de batir a los Warriors en la final de la Conferencia Oeste. Lo más complicado es poder ofrecerle un gran contrato y darle continuidad a Paul.

O quedarse en Cleveland, su hogar y donde sus dos hijos están instalados. Todo puede pasar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios