Deportes

Un equipo sin rumbo

  • El empate del Bollullos ante el Bonares (1-1) le cuesta el puesto al entrenador Luis Pérez Lira

El once inicial del Bollullos antes de su encuentro ante el Bonares, ayer. El once inicial del Bollullos antes de su encuentro ante el Bonares, ayer.

El once inicial del Bollullos antes de su encuentro ante el Bonares, ayer. / adrián clavijo

Tablas en el Estadio Eloy Ávila Cano. Bollullos y Bonares se midieron en un encuentro frío y aburrido, que acabó con la paciencia de la afición local. Partido que le ha costado al entrenador, Luis Lira, su puesto al mando del conjunto bollullero. El buen hacer del preparador y su cuerpo técnico no ha sido respaldado por los resultados, por lo que finalmente ha sido destituido.

En la jornada 12, el Bollullos CF, un equipo candidato al ascenso por plantilla y presupuesto, siguió sin dar con la tecla. Las lesiones, la falta de gol y de identidad de este conjunto, ha creado un malestar entre sus aficionados, que decepcionados, no entienden por qué no funciona este equipo.

Dani Pirri, uno de los pocos jugadores del Bollullos que se ganó el aplauso del público

El Bollullos necesita un cambio y aunque sea duro, el club despide a todo un señor, un profesional que jamás tuvo un mal gesto a sus jugadores ni a la grada.

Luis Alberto Pérez Lira fue capaz de devolver al Bollullos la cordura, la estabilidad dentro del vestuario. El fútbol desgraciadamente, viene totalmente ligado a los resultados. Los fichajes no han cuajado, las lesiones y la falta de gol han acabado con una racha que deja al equipo muy tocado. Luis y Pau han hecho un gran trabajo junto con los entrenadores de porteros. El empate ante el Bonares no hizo más que provocar un cambio radical para revertir esta dura situación deportiva que sufre el club.

El partido tuvo poco que contar, al descanso se llegó con un merecido empate a cero. Tras la reanudación, llegó el gol local tras un disparo desde la frontal de Álex Beltrán. Poco duró la alegría, porque minutos después llegó el tanto del Bonares para poner el definitivo 1-1 en el marcador.

Impotencia y tristeza en la grada bollullera, y en el terreno de juego poca intensidad en los jugadores. Dani Pirri uno de los pocos jugadores del Bollullos que se ganó el aplauso del respetable tras dejarlo todo, acabando incluso el partido lesionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios