Deportes

La afición toma la palabra en el Decano

  • Más de 300 aficionados albiazules respaldan con su voto unánime la creación del trust de seguidores recreativistas Nacen los grupos de trabajo para su desarrollo oficial

Comentarios 2

Un 23 de diciembre, 125 años después, la Casa Colón acogió una reunión clave para el Recreativo. En la primera se celebró la junta fundacional, en la que oficialmente se dio vida a lo creado cinco días antes. Nació el Recre. En el mismo escenario y prácticamente a la misma hora, los herederos emocionales de Mackay, Adam, Sundheim y compañía decidieron dar un paso al frente para alzar la voz. Más de 300 aficionados del Recreativo acudieron a la llamada de Narciso Rojas y Alejandro López para respaldar con su presencia y sus votos la creación del trust de aficionados del Decano.

Los paralelismo fueron inevitables. Del Reino Unido llegó el balón y de las Islas Británicas procede esta misma idea que ya toma forma. Decano del fútbol, también pretende serlo de un nuevo modelo de gestión embrionario todavía que aspira a tener representatividad y valor directo en la gestión del club a medio plazo.

Narciso Rojas, conocido recreativista militante y activo peñista, fue el maestro de ceremonias. Le tocó moderar y explicar el proyecto a todos los asistentes. A su lado, el investigar Alejandro López y el abogado Joaquín Correa para asesorar en todas las cuestiones jurídicos que surgieron.

Rojas expuso durante más de media hora el concepto de trust. El primer objetivo marcado se cumplió. No era otro que lograr que todos los presentes adquiriesen los conocimientos necesarios sobre la figura que iban a poner en marcha. Como explicó el moderador del acto, el colectivo se inspira en un modelo muy extendido en Inglaterra, donde incluso gestiona clubes enteros como el Portsmouth y tiene presencia activa en el consejo de administración de otros. Las bases de la asociación son muy claras. Ante todo se rige por un escrupuloso sentimiento democrático, en el que cada integrante tiene un voto en igualdad de condiciones con los demás. No se permite el voto delegado ni representativo, aunque sí se articularán mecanismos para aquellos socios que no puedan asistir a las asambleas por encontrarse fuera de Huelva. El trust será una organización sin ánimo de lucro ni más objetivos que captar capital para entrar en el accionariado del Recre. Todos los ingresos generados por sus cuotas se destinarán íntegramente a la compra de acciones para incrementar su representatividad. De forma necesaria, será un organismo inclusivo en el que todo el que lo desee pueda participar.

La clave del éxito radica en la cantidad de miembros. Para poder cumplir sus objetivos debe contar con el mayor número posible de asociados. De esta forma, las cuotas deben ser suficientemente asequibles para cualquier seguidor que quiera integrarse. La asamblea reunida en la Casa Colón aprobó unas cuotas de 3 euros al mes para los residentes en Huelva y de 5 al año para aquellos que estando fuera y no pudiendo ser miembros activos quieran sumarse al proyecto.

Los promotores presentaron estas dos modalidades a los aficionados. Los socios de Huelva que paguen 3 euros al mes, una cantidad muy asequible, podrán tener voz y voto en todas las asambleas ordinarias y en el consejo de miembros que gestionará el trust. Al año el coste será de 36 euros, una cantidad similar al coste de una entrada para un partido del Recre, como explicaron los organizadores. En cambio, habrá aficionados, seguidores, simpatizantes o simplemente románticos a los que les enganche la idea de apoyar al club más antiguo de España. Estos podrán aportar 5 euros al año.

Los miembros podrán adscribirse en cualquier momento. No hay plazos. Un socio puede serlo en el momento que quiera y dejar de serlo igualmente cuando lo decida. El trust saldrá adelante inicialmente cuando se abra el plazo de inscripción con los que decidan dar el paso, pero será una asociación abierta permanentemente a todos los que quieran sumarse.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de exponer de forma libre y democrática su parecer. De las opiniones de los que acudieron a la llamada surgieron varios debates que generaron los primeros encargos.

El trust albiazul, aprobado de forma unánime por todos los asistentes, será el primero que nazca en España. Deberá adaptarse a las posibilidades jurídicas que existen ya que, a diferencia del Reino Unido, todavía no existe una figura como tal. Una de las primeras medidas será la creación de un grupo joven para dar cabida a los menores de edad, ya que legalmente corresponderá inicialmente a los mayores de edad la posibilidad de pertenecer al trust.

También se habilitará, y para ello una de los primeros grupos de trabajo que comenzará a trabajar será el jurídico, una fórmula que sin contradecir el principio de la no delegación de votos ni la representatividad pueda permitir a los que se encuentran fuera votar por correo o internet.

El objetivo final es entrar en el accionariado y lograr al menos un representante en el consejo de administración como paso previo a la democratización de su gestión. Para ello con lo recaudado se acudirá a futuras ampliaciones de capital y se abrirá la posibilidad de sindicar acciones a quienes las cedan o recibir en donación la de aquellos accionistas que deseen entregarlas al trust, para garantizar así al menos la capacidad de estar presentes en las juntas de accionistas, limitadas por un mínimo de 400 acciones.

En la primera reunión celebrada en el palacio de congresos de la Casa Colón estuvo representado todo el recreativismo. De cualquier edad, condición y capacidad económica, todos movidos por un sentimiento común de movilización y participación activa en la gestión del Recreativo.

Los promotores, una vez aprobada a mano alzada y por unanimidad la creación del trust, ofrecieron a todos los asistentes la oportunidad de integrarse en los diferentes grupos de trabajo que tendrán de inicio dos misiones concretas. Una es dar forma legal a la constitución del trust y la otra es garantizar su difusión para lograr que llegue al mayor número posible de aficionados.

El recreativismo toma la palabra. Regresa a su particular kilómetro cero, al punto desde el que todo comenzó. Ayer puso las bases para un nuevo modelo de gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios