Deportes

Al Sevilla le basta un gol de Correa

  • Los de Montella vencen por la mínima a un inoperante Málaga

Chory Castro controla ante la mirada de Sarabia. Chory Castro controla ante la mirada de Sarabia.

Chory Castro controla ante la mirada de Sarabia. / carlos díaz / efe

El Sevilla se repuso del mazazo de la pasada jornada cuando perdió por 2-5 contra el Atlético y ganó a un Málaga sentenciado e inoperante con un gol en el minuto 14 de Correa.

El encuentro comenzó movido, con un dominio alterno, con algunas incursiones por la banda izquierda del Málaga, ante un Sevilla que manejaba el balón y lo tocaba en el centro del campo, aunque sin excesivo peligro. El primer aviso del Sevilla fue un lanzamiento del defensa mexicano Layún desde fuera del área, que repelió el guardameta Roberto en el minuto 13.

Y en la segunda incursión del Sevilla en el área malaguista una asistencia de Nolito a Correa, que se fue por velocidad de su marcador Rosales y con la izquierda y por bajo definió perfectamente ante Roberto en el minuto 14.

El Málaga ofrecía momentos muy endebles en defensa y en ataque no lograba trenzar una jugada u ofrecer algún centro con opciones de remate frente a un Sevilla, que era superior solo manteniendo el balón en los pies.

El técnico del Málaga, José González, veía que Success, pasado de peso, no funcionaba y era pitado por el público, lo retiró del campo por el delantero marroquí En-Nesyri¡.

El Sevilla llegaba a la portería del Málaga cuando apretaba, y Nolito, en una triangulación entre varios jugadores, pudo marcar el segundo, pero su disparo desde el área pequeña lo desvió en última instancia un defensa malaguista.

A continuación, tras un córner, Ben Yedder, remató pegado al poste izquierdo, marcando, pero el colegiado Del Cerro Grande, anuló el gol por un inexistente fuera de juego.

El Málaga en 45 minutos no tiró a portería y el Sevilla, mejor por calidad, tampoco sin muchos alardes, pero no le hacía falta por la inoperancia local, se fue con ventaja parcial.

El decorado no cambió en la segunda parte con un inoperante Málaga, sin recursos, opaco, y un Sevilla que cuando metía intensidad era muy superior a su rival. Rolan, algo incisivo, hizo desbaratar una jugada de gol a Sergio Rico con un balón envenenado. Luego Ideye remató de cabeza por encima del larguero.

Los minutos transcurrían, el Sevilla no cerraba el partido, Sarabia lo pudo hacer y al final Vázquez, y el Málaga tampoco llegaba con claridad. Era un quiero y no puedo para conseguir al menos el empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios