Deportes

Salvado al final

  • El Barcelona arranca el triunfo ante el Rayo, que vencía a falta de cinco minutos

  • Luis Suárez decide otra vez

Comentarios 0

El Barcelona, con dos goles en los últimos cinco minutos de Dembele y Luis Suárez, remontó para ganar sufriendo un partido que el Rayo tuvo en su mano hasta prácticamente el final.

Los primeros minutos de juego fueron del Barcelona y su primer acercamiento con peligro al área rival supuso un gol, obra de Luis Suárez tras un pase desde la línea de fondo del costado izquierdo de Jordi Alba.

El equipo madrileño sólo despertó cuando vio realmente posibilidades de marcar con una jugada a los 28 minutos que terminó con un centro de Embarba y un remate de Pozo sin oposición de la defensa que falló cuando Ter Stegen estaba vencido. El mismo protagonista, Pozo, enmendó su error cinco minutos después con un disparo desde fuera del área ajustado al poste izquierdo del portero alemán que se coló en el fondo de las mallas.

El descanso relajó los ánimos de ambos equipos pero le vino mejor al Rayo, que volvió a salir con una marcha más que su rival. Ernesto Valverde no debió ver claro lo que estaba pasando sobre el césped y a los seis minutos de la reanudación dio entrada a Dembele.

El bajón que estaba sufriendo el Barcelona lo aprovechó el Rayo para marcar el segundo por medio de Álvaro García, que en su primera acción tras salir del banquillo remachó un balón suelto tras un cabezazo de Raúl de Tomás.

La misma película que vivió el Barcelona en Leganés la volvió a vivir mes y medio después en Vallecas. Ni Vidal ni Munir, que salieron del banquillo, aportaron el protagonismo que se les pedía y estuvieron al mismo nivel plano que sus compañeros ante un Rayo que empezó a creer en el triunfo.

El gol del empate llegó en un balón suelto que cabeceó Piqué y que Dembele recogió para lanzar sin pensárselo con un zurdazo que pilló desprevenido a Alberto.

La suerte se alió con el Barcelona para que, tres minutos después, Luis Suárez aprovechara un centro buenísimo de treinta metros de Sergi Roberto y, ganando la partida a su defensor, marcara el tercero, ante el desánimo de la afición local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios