Deportes

La japonesa Osaka sorprende a Serena y se corona en Nueva York

  • Del Potro contra Djokovic, una final entre buenos amigos que promete mucha tensión

Naomi Osaka. Naomi Osaka.

Naomi Osaka. / john g. mabanglo / efe

La tenista japonesa Naomi Osaka, vigésima cabeza de serie, logró al filo de la medianoche, hora española, su primer título del Grand Slam al vencer a la estadounidense Sereba Williams por 6-2 y 6-4 en la final femenina del Abierto de Estados Unidos.

Osaka, de 20 años, es la primera tenista japonesa que gana un torneo del Grand Slam, y deja su marca en 2-0 en los enfrentamientos que ha tenido con la mejor tenista del mundo.

La nueva campeona se lleva un premio en metálico de 3.800.000 dólares, mientras que la finalista ganó 1.850.000 dólares.

En la final masculina, Juan Martín del Potro buscará hoy repetir el título de hace nueve años cuando se enfrente a su gran amigo Novak Djokovic en un pulso que promete máxima tensión desde la primera bola en el estadio Arthur Ashe.

En el cemento de Nueva York, donde en 2009 y a punto de cumplir 21 impactaba al mundo ganándole una final a Roger Federer, al que cortó una racha de cinco títulos consecutivos, Del Potro intentará concretar otra hazaña, que ahora tiene que ver con una historia de sacrificio y superación tras las lesiones que estuvieron a punto de retirarlo.

Para lograrlo deberá vencer a Djokovic, que hace un año estaba ausente en el Corona Park por una lesión en el codo que lo sacó del circuito más de seis meses, pero que desde julio dejó claro que ya está de nuevo a pleno rendimiento, con un nuevo título en Wimbledon y con la conquista en Cincinnati, siendo el único tenista en ganar al menos una vez los nueve Masters 1.000 del circuito.

Como condimento adicional, hoy también estará en juego el tercer lugar del ranking mundial, ya que el ganador se quedará con esa posición y estará al acecho de Roger Federer, segundo.

"Será un partido difícil porque somos buenos amigos y por supuesto que ambos queremos ganar", adelantó Del Potro. "Novak ya ganó el Wimbledon y está jugando muy bien, él es el favorito para ganar el título", añadió el argentino, quien, eso sí, recordó que cuando ganó en 2009 tampoco lo era: "Cuando jugué contra Roger él era el favorito, así que trataré ser la sorpresa otra vez".

Para Djokovic, en cambio, las posibilidades están más repartidas por el respeto que le tiene a su rival. "Siempre fue un jugador Top 5 a los ojos de todos. Incluso cuando su ranking bajó".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios