Deportes

Honores para Carolina

  • La jugadora onubense brinda su tercer título mundial a cientos de personas en la Plaza de la Constitución

  • Una Marín emocionada asegura que lleva la bandera de Huelva por el mundo

En su casa. Ante su gente. Con la bandera de Huelva pegada a sus palabras. Y con lágrimas. Carolina Marín ofreció ayer su tercer título mundial de bádminton, logrado el pasado verano en China, en el Ayuntamiento de la capital. Cientos de personas abarrotaron entre aplausos y vítores a su campeona y dibujaron un escenario de orgullo por los éxitos deportivos de la que es la jugadora que más títulos mundiales tiene en su haber, a los que hay que sumar el oro olímpico conseguido en Río de Janeiro en 2016 y cuatro europeos, el último este año en su ciudad natal. Aquí, en Huelva. En el pabellón que lleva su nombre.

Carolina Marín llegó en la tarde de ayer a la Plaza de la Constitución acompañada de sus padres y su abuela y se perdió en un mar de gente, de flashes y de cámaras antes de subir las escaleras del Ayuntamiento de Huelva. Previamente, el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, y el presidente de la Federación Andaluza de Bádminton, Juan Carlos Longo, recibieron a la vigente campeona olímpica, mundial y europea -ahí es nada- para invitarla a entrar en el Consistorio capitalino.

Numerosos niños con raquetas de bádminton en sus manos, jóvenes con teléfonos móviles en mano y adultos orgullosos, no quisieron perderse una cita histórica que se volvió a repetir después de que la onubense se diera otro baño de masas en 2016 tras lograr primer oro olímpico para el deporte onubense y el bádminton español.

Tras los saludos protocolarios y un ramo de flores como regalo, Carolina Marín salió al balcón principal del Ayuntamiento para encontrarse con una afición volcada en sus triunfos deportivos.

Primero sonó la Salve Rociera, entonada por el coro Voces del Conquero, y después se escuchó un fandango escrito para ella en la voz de dos hombres. Lágrimas y más lágrimas se derramaron por las mejillas de Marín. "No hay nada mejor que ver ligado el nombre de nuestra ciudad al esfuerzo, el sacrificio, la disciplina y el valor que se desprenden de los éxitos de Carolina, una deportista que está haciendo historia, convertida en una leyenda al ser la única que ha conseguido tres títulos mundiales y cuatro europeos", señaló Gabriel Cruz.

"Me he quedado sin palabras", fue lo primero que apuntó tras comprobar la cantidad de personas que coreaban su nombre y aplaudían su presencia. "No me podía perder vivir este momento con todos vosotros. Os llevo conmigo siempre a pesar de la distancia", aseguraba la volantista, que actualmente reside en Madrid y que por su intenso calendario deportivo siempre está con la bolsa de raquetas a cuestas para seguir luchando por sus sueños. Marín aseguró a los presentes que su apoyo le llega allá a donde va. Y así le brindó su nuevo título. "Vosotros sois cuatro veces campeones de Europa, oro olímpico, y ahora también tres veces campeones del mundo", expresó.

Previamente, Marín apuntó a los medios de comunicación, que "es todo un placer sentir todo ese cariño, ese apoyo". Y es que la campeona va ligada al nombre de Huelva, siempre "me siento orgullosa de decir que soy choquera, que soy onubense, que llevo mi bandera de Huelva allá por donde vaya en el mundo". El de ayer fue un momento muy emocionante y emotivo que "nunca voy a poder olvidar. Todo el cariño que me demuestra mi gente es de agradecer inmensamente". Asimismo, Carolina Marín, considerada la mejor de la historia por ser la única en ganar tres títulos mundiales, señaló que no lo ve así, ya que "todavía me queda mucho por conseguir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios