internacional

Grecia suspende el fútbol por los graves casos de violencia

  • La Justicia deportiva helena decidirá quién es el ganador del PAOK-AEK después de otro partido con incidentes

El presidente del PAOK, Ivan Savvidis, con una pistola en su cinturón. El presidente del PAOK, Ivan Savvidis, con una pistola en su cinturón.

El presidente del PAOK, Ivan Savvidis, con una pistola en su cinturón. / str / efe

La imagen del presidente del PAOK de Salónica entrando al césped con una pistola en el cinturón para protestar por un fuera de juego fue la gota que colmó el vaso: menos de 24 horas después del incidente, el Gobierno griego anunció la suspensión del fútbol en el país. "Esta suspensión es por un tiempo indeterminado", anunció en la televisión el viceministro Giorgos Vasiliadis, encargado del Deporte, tras una reunión con el primer ministro, Alexis Tsipras. "Ahora tendremos reuniones y discusiones con la federación de fútbol, los clubes y la UEFA", añadió.

Esta decisión llega apenas unas horas después de que las imágenes del clásico entre el PAOK Salónica y el AEK de Atenas dieran la vuelta al mundo. El encuentro fue suspendido en el minuto 89 por un altercado que incluyó las amenazas del dueño del equipo de Salónica, que entró al campo con una pistola. En el final del encuentro, hasta ese momento sin goles, el árbitro anuló un tanto al PAOK por un fuera de juego, lo que provocó la salida al terreno de juego de Ivan Savvidis, dueño y presidente del equipo, que amenazó al árbitro y a rivales, según las imágenes de la televisión griega.

La Fiscalía emitió una orden de arrestro contra el empresario griego de origen ruso y contra cuatro de sus guardias de seguridad, que también bajaron al césped. Al ver el caos que había, el árbitro y sus asistentes corrieron al vestuario. Según medios, el árbitro cambió su opinión más de dos horas después de la suspensión y explicó a los capitanes, en los camerinos, que el gol sí contaba. El AEK, sin embargo, se negó a regresar al campo, por lo que el caso deberá ser resuelto por la justicia deportiva griega. El cuadro de la capital griega lidera el torneo con 54 puntos, dos más que el PAOK.

El fútbol griego tiene desde hace muchos años un problema con la violencia. Hace apenas unas semanas, el 25 de febrero, el partido entre el PAOK y el Olympiacos también estuvo marcado por los incidentes. El entrenador del Olympiacos, Óscar García, recibió el impacto de un rollo de papel en la cabeza. El hincha que lo lanzó fue detenido al día siguiente. El partido finalmente no se disputó y el Olympiacos fue declarado ganador por 3-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios