fútbol primera andaluza

Goleada en un partido que tiene de todo

  • Mele, nuevo fichaje del Bollullos, debuta ante su afición con dos goles

El Bollullos (en la imagen la pasada campaña) logró un convincente triunfo. El Bollullos (en la imagen la pasada campaña) logró un convincente triunfo.

El Bollullos (en la imagen la pasada campaña) logró un convincente triunfo. / a. domínguez

El Bollullos, tras debutar con una derrota la pasada semana ante el Cerreño, se estrenó en casa con una goleada ante el Cruceño en un duelo que tuvo de todo.

Los pupilos de Luis Alberto Pérez, tenían muy claro que tenían que brindar una victoria a su afición. La segunda de la provincia de Huelva, tras el Recre, en número de abonados (ya se han superado los 700).

Por su parte, el cuadro visitante llegaba al choque tras vencer en su debut en la categoría, tras el ascenso de la pasada campaña.

El encuentro arrancó con los dos equipos bien plantados y con un Cruceño que presionó fuerte la salida de balón bollullera para incomodar la elaboración y creación del juego.

Aún así, tras una buena jugada en el área visitante, el colegiado señaló penalti a favor del Bollullos, a instancia de su asistente, que observó claramente que el defensor derribó al jugador local. La pena máxima fue ejecutada por Mele que mandó el balón, al fondo de las mallas (1-0, minuto 9).

La primera mitad se desarrolló tranquila y sin ocasiones claras de gol hasta que en el descuento nuevamente Mele puso el gol para delirio de la parroquia bollullera tras un remate de cabeza a la salida de un córner (2-0).

La segunda mitad comenzó con muy buenas sensaciones para los locales. En el m. 49 y otra vez a balón parado, el capitán Germán realizó un impresionante golpeo de falta para subir el tercero al luminoso (3-0). Un gol de una factura bellísima.

A raíz del tanto, el curso del partido cambió por completo. El Cruceño, que estaba realizando una actuación muy digna, se calentó de manera excesiva tras varios lances provocando las lesiones de Nacho y Pirri. Además, estas acciones a consecuencia de la impotencia por el resultado, acabaron en una tangana que dejó con un jugador menos al Cruceño tras la roja a Moisés en el 57'. Gestos muy feos de jugadores a la grada local, además de una dureza surrealista, hicieron que el partido se calentara innecesariamente.

En el 77 tuvo el conjunto andevaleño un penalti a su favor para reducir distancias, pero fue mal ejecutado y salió fuera de la portería de Juanma. En el 83, con todo más que sentenciado, llegó la puntilla con el gol del joven Álvaro Salas, tras un remate de cabeza en el segundo palo (4-0).

Gran victoria del Bollullos ante su afición, para sumar sus tres primeros puntos. A pesar de lo sucedido en el encuentro, el Cruceño se despidió entre aplausos, gracias al gesto de su entrenador Tomás Sánchez, que pidió disculpas a la grada por la actuación de algunos de sus jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios