Baloncesto | Liga EBA

Gabriel Carrasco: "Es difícil marcar un objetivo en una temporada tan atípica como esta"

  • El Enrique Benítez comenzó los entrenamientos el día 21. "Los jugadores han llegado muy bien a nivel físico pero vamos cortos de tiempo", afirma el técnico, que no sabe si podrá jugar amistosos

Gabriel Carrasco regresa a Huelva tras entrenar en la liga femenina de Hungría. Gabriel Carrasco regresa a Huelva tras entrenar en la liga femenina de Hungría.

Gabriel Carrasco regresa a Huelva tras entrenar en la liga femenina de Hungría. / H, Información

El Enrique Benítez ya tiene cerrado su proyecto para esta nueva temporada en la Liga EBA; la plantilla ha sufrido una gran renovación y para el banquillo se ha apostado por Gabriel Carrasco, un técnico onubense que conocen bien la categoría y el club.

“Estoy contento, porque es un año para estar en casa. Hace unos meses el club se puso en contacto conmigo tras la salida de Antonio Quintero; en ese momento estaba en proceso de liquidación de mi contrato (la pasada campaña entrenó al Cekk Cégled de la máxima categoría femenina en Hungría) y les dije que si arreglaba mi situación podríamos llegar a un acuerdo; el club decidió esperar por mi y al final se ha podido concretar todo”, comenta.

El listón ha quedado muy alto tras la brillante campaña del club capitalino, frenada sólo por la pandemia del coronavirus. “Fue una campaña histórica, el club llevaba varios años jugando fases de ascenso, pero nunca tan arriba en la clasificación y con opciones reales de subir de categoría, la pena es que no se pudo culminar al pararse la liga en marzo”.

La plantilla sólo mantiene a dos jugadores del año pasado (Miguel Ángel García y Manu Ortega); cuenta con los bases Christian Seguí (Plasencia) y Alejandro García (Utrera); los exteriores Álvaro García Quiles (Utrera), Alberto Torres (Iowa, NCAA estadounidense), Michael Koibe (GSP Argelia) y los onubenses García y Ortega; y los ala-pívot Fede Ristori (Utrera), Esmerlin Terretos (Moguer) y José Carlos Ramos (Gibraleón), y los pivots Said Laghridat (Utrera) y Jarek Schetzle (Eastern Oregon Mountaineers).

El Enrique Benítez, en un entrenamiento la pasada semana en el Estrada. El Enrique Benítez, en un entrenamiento la pasada semana en el Estrada.

El Enrique Benítez, en un entrenamiento la pasada semana en el Estrada. / Enrique Benítez twitter

“Ha habido jugadores que han salido por estudios, como Juan Toledo que no ha renovado al estar preparándose el MIR, otros han tenido ofertas de equipos de superior categoría... lo cierto es que tenemos 10 caras nuevas. Es difícil marcarse un objetivo en una temporada tan atípica como esta; debemos ser un equipo competitivo y en las primeras sesiones de entrenamientos el grupo da esa sensación”.

Luchar por el ascenso este año está mucho más caro que en los anteriores para el club capitalino, ya que cambia el sistema de competición y sólo los dos primeros pelearán por la LEB Plata. “Los dos primeros de nuestro grupo se cruzan con los dos primeros del otro, y los ganadores de las semifinales pasan a la siguiente fase. En años anteriores eran cinco los que luchaban por el ascenso y los equipos se podían permitir algunos tropiezos, pero con el nuevo sistema será diferente porque será una primera fase de las que nunca se ha jugado en la Liga EBA” ,destaca Gabriel.

El Enrique Benítez inició los entrenamientos el 21 de septiembre con la ausencia de sus dos foráneos y tendrá menos de un mes de pretemporada, un periodo “un poco corto”, como reconoce su entrenador. “Me he llevado la grata sorpresa de que los jugadores han llegado muy bien a nivel físico; venían de seis meses parados, habían trabajado en exterior, en sus casas... pero no en una pista de baloncesto. Aunque vamos cortos de tiempo, hay que ir quemando etapas, no nos queda otra”.

Mi previsión más halagüeña es que Koibe y Jarek Schetzle estén aquí unos 10 días antes de comenzar la Liga", afirma el técnico del Enrique Benítez

“A Koibe (cotonú) y a Schetzle (extracomunitario) se les está tramitando el visado; mi previsión más halagüeña es que los tengamos aquí unos 10 días antes de iniciar la liga; el trabajo está hecho, pero no es fácil tramitar toda la documentación. Ambos serán dos jugadores muy importantes en el equipo, sobre todo Schetzle, que con sus 2,13 condicionará el juego; es un jugador que necesitábamos, ya que los más altos son Said y José Carlos, que apenas llegan a 2,02”, añade.

El juego del Enrique Benítez “será muy físico en defensa y rebote, lo que nos permitirá correr; quiero un baloncesto agresivo los 40 minutos y rápido. Tenemos jugadores muy polivalentes y Schetzle es de los pocos que tiene la posición fija (un cinco puro), viene de hacer buenos números (19 puntos y 10 rebotes de media) y tiene talento para generar juego; él debe generar peligro dentro y Koibe pude captar mucha atención fuera, lo que obligará a las defensas a dudar si cerrarse por dentro o por fuera”.

El Enrique Benítez seguirá disputando sus partidos los domingos a las 12:00 en el polideportivo Andrés Estrada, y en principio, con público. “El Estrada tiene un aforo de unos 3500 espectadores, pero sólo podrán ver los partidos en directo unos 400, el máximo autorizado en recintos cerrados. Para nosotros es un lastre porque en los últimos años el equipo ha generado mucha atención, llenos increíbles en la Liga EBA y con medias de asistencia por encima de los 1.500 aficionados; se generaba un ambiente especial que el resto de equipos de la categoría no está acostumbrado a vivirlo; pero es la situación que nos ha tocado, habrá que adaptarse a las normas y esperar que la situación se revierta”.

No podremos vivir derbis con el Estrada lleno, pero es la situación que nos ha tocado vivir"

El entrenador onubense asegura que “el club ha sido responsable al no lanzar la campaña de abonados sin saber lo que podía haber, porque al principio se hablaba que no habría público y luego las cifras han ido variando hasta los 400 actuales. Como supongo que habrá más demanda que oferta, el club intentará ser lo más justo posible con los abonados, sobre todo con aquellos de campañas anteriores”.

Este año se podrá ver un derbi en la capital en la Liga EBA entre el Enrique Benítez y el Ciudad de Huelva. “Va a ser muy positivo. El aficionado onubense está acostumbrado a categorías superiores; la EBA no es el sitio donde merece estar, por eso el baloncesto de Huelva debe aspirar a estar más arriba. No podremos vivir derbis con el Estrada lleno, pero es la situación que nos ha tocado vivir”.

Por último, Gabriel Carrasco tendrá que hacer frente a otro contratiempo, como es la disputa de partidos amistosos de preparación. “Creo que el Trofeo Diputación no se va a jugar este año, porque la tendencia es limitar el riesgo de contagio; para jugar amistosos hay que tener autorización tanto de la instalación donde se vaya a jugar como sanitaria. La lógica dice que deberíamos jugar algún amistoso, pero no sé si podremos. Antes se acordaban partidos en dos días pero ahora hay más trabas administrativas. Por desgracia, no es la primera vez en la que me enfrentó a una pretemporada casi sin encuentros de preparación, ya me pasó antes con el Conquero”, concluye Gabriel Carrasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios