fútbol DIVISIÓN DE HONORsegunda andaluza

Empate marcado por el físico

  • El Cartaya no halla el camino al gol ante un Alcalá muy fuerte

Manuel Juan Limón sigue, en cuclillas, el desarrollo de un encuentro. Manuel Juan Limón sigue, en cuclillas, el desarrollo de un encuentro.

Manuel Juan Limón sigue, en cuclillas, el desarrollo de un encuentro. / andrés gaitán

La primera parte determinó que no hay enemigo pequeño, que los resultados anteriores no valen y que el Alcalá va en serio. Fue una primera mitad marcada por el aspecto físico, todo muy embarullado, mucho juego aéreo, sin ton ni son. Y claro, eso perjudicó al Cartaya, que tiene claro que la pelota tiene que ser su mejor aliada. Así, con el Alcalá camaleónico, porque igual defendía arriba que abajo, acordeónico, cerró vías de escape para un equipo, el de Limón, que no encontró a sus arquitectos. Ni Sebas, ni Mario, ni Lolo ni Fernando Vaz aparecían, y por ahí el fútbol murió siempre en la orilla, o antes, para ser exactos.

La segunda parte cambió por completo, y eso que el primero que comenzó asustando fue el Alcalá, para que Bocanegra volviera a firmar en el libro de acta del partido. Le sacó un balón imposible a Iván, a córner, cuando se presumía el gol.

A partir de ahí reaccionó el equipo de Limón, que fue adelantado líneas y acabó encerrando al Alcalá, del que no se volvió a tener noticias en ataque. Un impresionante chutazo de Lolo al palo a la salida de un córner fue el aviso. Minuto 65 de juego. Para entonces el Cartaya ya carburaba, aunque seguían sin aparecer los que tienen que marcar la diferencia.

Cambios y más cambios y el Cartaya insistiendo. Y justo en el añadido pudo llegar de nuevo el gol, por medio de Canito tras una jugada en banda izquierda de Benítez. Entre la mano del portero y el poste evitaron el tanto.

Así fue el partido, de cara o de cruz y al final salió canto. El Alcalá no se rindió nunca, mostró físico y presión y el Cartaya, cuando encontró espacios para su fútbol no encontró la portería. Es un aviso de que esta categoría no será nada fácil. Cualquiera te planta cara. La otra lectura es que el Alcalá celebró el empate mientras que el Cartaya se sintió frustrado. Es el principio y todo irá cogiendo color. De momento el Cartaya no encaja goles y esa es la otra buena noticia. Para el apunte es que hay jugadores que tienen que empezar a dar más. Y la próxima parada es otro derbi, en Huelva ante el Atlético Onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios