Duatlón | Campeonato de Europa

Emilio Martín lamenta que fallara en el día que no debía hacerlo, en el Europeo de Punta

  • El onubense se ve con salud y fuerzas para seguir compitiendo y pone ahora su punto de mira en el Campeonato del Mundo que se disputará en Holanda en septiembre

Momento clave de la carrera para Emilio, en la transición de atletismo a bicicleta. Momento clave de la carrera para Emilio, en la transición de atletismo a bicicleta.

Momento clave de la carrera para Emilio, en la transición de atletismo a bicicleta. / Jordi Landero

Emilio Martín, bicampeón del mundo de duatlón, reconoció que en el Campeonato de Europa disputado el sábado en Punta Umbría falló "exactamente el día" que no debía hacerlo. El onubense, que no pudo revalidar la plata del pasado año y fue 12º, señaló en las redes sociales que tuvo una "mala" primera transición a la hora de montarse en la bicicleta tras el primer segmento de carrera.

Tuvo "un problema con el velcro de la zapatilla" y eso le dejó "fuera de poder circular en el primer grupo" y pelear por las medallas, y además añadió que no tuvo después "fuerzas suficientes para enganchar". Explicó que en ese fallo no tienen cabida "excusas" como sus problemas de espalda o los días sin saber si iba a poder competir mientras se determinaba si sufría o no una afección cardiaca.

"Gracias por todo y perdón si no estuve a la altura de lo esperado", aseguró el onubense, que subrayó que nadie tenga duda de que dio "todo lo que tenía".

Se marcha del Europeo que le rendía homenaje "con las emociones a flor de piel", pues encontró las calles de Punta Umbría "llenas de gente venidas desde muchos rincones de toda la provincia", que le estuvieron animando "desde que estaba metiendo la bici en boxes". Allí estaba toda su familia, incluido su padre, que estaba hospitalizado y le dieron permiso por un día.

También valoró "el respeto y admiración" de sus rivales y compañeros y se refirió a cómo el ya doble campeón de Europa y vigente campeón del mundo, el francés Benjamin Choquert, se quedó en la línea de meta esperando su llegada para recibirlo.

"Creo que eso dice mucho de él y de como nos llevamos entre todos", apuntó el onubense, quien resaltó que la entrada en meta junto a su amigo Cristobal Garcia Guillén.

Martín no quiso ser derrotista y lanzó un mensaje para el futuro, pues se ve con "salud, ganas y fuerzas para seguir peleando" y demostrar en el Campeonato del Mundo que tendrá lugar en Almere (Países Bajos) que puede estar de nuevo entre los mejores.

También quiso dar las gracias a todas aquellas personas que han hecho posible que "este sueño se hiciera realidad y a todos los que os habéis acercado" a animarlo "como si fuera uno más de vuestra familia o de vuestros amigos", subrayó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios