Deportes

Correa rompe el equilibrio

Correa se dispone a disparar ante William Carvalho. Correa se dispone a disparar ante William Carvalho.

Correa se dispone a disparar ante William Carvalho. / Rodrigo Jiménez / efe

Un fuerte disparo, ajustado a la base de un poste, desde el borde del área de Correa en el minuto 75 premió el ambicioso segundo tiempo del Atlético de Madrid con el triunfo ante un Betis al que le sobró posesión y le faltaron pegada y ocasiones.

Nulo el choque de la primera parte, el duelo lo ganó el conjunto rojiblanco en la segunda por determinación, por intensidad, por juego y por oportunidades, más del doble que las de su rival, que también tuvo alguna y que aún le dará vueltas a un remate fallido de Loren nada más comenzar el partido o un cabezazo fuera de Mandi.

No dominó el Atlético en todo el primer acto ni el Betis, cuya mejor ocasión, en el minuto 5, fue con toda la verticalidad de la que rehuyó después, con un envío profundo de Guardado, luego lesionado, y un tiro desviado de Loren ante Oblak.

Todo estaba tan contenido y tan preestablecido que, realmente, ni un estilo se impuso al otro, pues el Atlético se obcecó tanto en ser vertical que se olvidó de que también tiene futbolistas, y muchos, capaces de manejar la pelota más de tres pases seguidos, que el 0-0 al descanso era consecuente.

En seis minutos de la reanudación el Atlético provocó más apuros al Betis que en los 46 anteriores. Ya sufría el Betis, agarrado a dos paradas más de su guardameta, a un derechazo lejano de Rodri y, sobre todo, a un remate con el pie de Kalinic al palo. El Betis ni tenía tanta posesión ni cruzaba tanto el medio campo con ella, aunque, aun así, le dio para reclamar un posible penalti de Lucas y provocar la primera parada de Oblak en todo el encuentro.

Desatada la ambición, llegó el gol. De Correa, el reemplazo de Lemar antes de la hora del choque. Culminó su conducción con la pelota con un fino, ajustado y preciso golpeo con la derecha junto al poste, inalcanzable ya para Pau López y, a pesar después de una inmejorable opción de Mandi para el empate, decisivo para el triunfo del Atlético, lanzado y ganador indudable del segundo tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios