Deportes

El Cerreño iguala un 0-3 ante el Almonte

El Cerreño (en la foto ante el Aljaraque) salvó un punto en el Motero Valle. El Cerreño (en la foto ante el Aljaraque) salvó un punto en el Motero Valle.

El Cerreño (en la foto ante el Aljaraque) salvó un punto en el Motero Valle. / j. Correa

La emoción viva y en estado puro se vivió en el Motero Valle en un encuentro con dos partes bien diferentes. En la primera el Almonte, muy superior y con una efectividad brutal, le endosó a los locales un 0-3 de cuatro veces que llegó a las inmediaciones del meta Chota. En el m. 3, jugada de David, se va por la banda y el pase de la muerte lo transforma en gol Acosta, que a portería vacía sólo tuvo que empujar el esférico.

El Cerreño no reacciona y en el m. 12, segunda llegada del Almonte con un córner que José Antonio, libre de marca en el área chica, remata de cabeza (0-2). Los locales no salen del letargo y apenas inquietan al seguro meta Álvaro. En el 32', primera y única ocasión clara local en esta mitad, cuando Sergio pudo acortar distancias pero su fuerte chut se va rozando el larguero.

Poco después (m. 35), de nuevo golpea el cuadro condal. Barullo en el área chica y José Antonio empuja el esférico a las mallas (0-3). Primera parte pésima del Cerreño ante un Almonte sin fisuras, seguro atrás y con una efectividad soberbia que parecía que sentenciaba el encuentro con esa renta.

Sin embargo, la segunda parte fue totalmente distinta. Un equipo andevaleño muy enchufado buscaba el primer tanto que le diera vida en un partido que tenía muy cuesta arriba. En el 48' Sergio se va en velocidad y cuando encara portería es derribado por el meta. Amarilla para Álvaro y José Mier anota de penalti el 1-3.

El partido sube de intensidad y ahora sí, los locales dominan el esférico y llegan con claridad a la meta rival, haciendo que el meta Álvaro fuese protagonista con auténticas intervenciones de mérito. Conforme pasaban los minutos el Cerreño acechaba la meta contraria, aunque los visitantes, en algunos contragolpes, también buscaban un cuarto tanto que pesara como una losa sobre el Cerreño.

En el m. 80 Álex Beltrán, de cabeza, logra el 2-3 que se vivía con inmensa alegría en la grada, que veía que la hazaña de empatar era posible. En el 90', el delirio. Sergio, con mucha sangre fría, se planta en el área y de tiro cruzado logra el 3-3, salvando un punto in extremis en una soberbia segunda mitad andevaleña ante un Almonte superior en los primeros 45 minutos, pero inferior tras el descanso.

Con el pitido final llegaba lo que nadie quiere narrar en un partido: altercado de futbolistas en el centro del campo, que se prolongó hasta los vestuarios, teniendo que intervenir la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios