Deportes

Cerco a los autores de la muerte de 'Jimmy'

  • En el marco de la operación Neptuno la Policía detuvo a 34 personas en Madrid y provincias limítrofes

Dos semanas después de que ultras del Atlético de Madrid y el Deportivo protagonizaran una pelea en la que falleció un hincha del equipo gallego, las pesquisas de la Policía dieron sus frutos con la detención de al menos dos personas como presuntos autores materiales del crimen.

Las detenciones se suman a las de otras 32 personas arrestadas en el marco de la operación Neptuno, puesta en marcha para esclarecer los sucesos del 30 de noviembre en Madrid Río, en las cercanías del estadio Vicente Calderón, horas antes de que ambos equipos de fútbol disputaran un partido de liga a las 12:00. El objetivo de este operativo, añaden las fuentes, es detener a todos aquellos hinchas radicales que participaron en la pelea y, en concreto, a quienes causaron la muerte del seguidor deportivista en las cercanías del Calderón.

Alrededor de 200 miembros del Frente Atlético y de los Riazor Blues se enzarzaron en una reyerta programada con antelación y que acabó con la vida de Francisco Javier Romero, alias Jimmy, que sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado por una barra de hierro. Ya ese día la Policía detuvo a 21 personas e identificó a casi un centenar, si bien entre los arrestados no figuraban los presuntos autores de la muerte de Jimmy.

Gracias a las grabaciones de la reyerta, las identificaciones que agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) e, incluso, las declaraciones de los propios ultras, los investigadores consiguieron centrar en esas 34 personas, todas ellas del Frente Atlético, la implicación más directa en la reyerta.

Dentro de este grupo, los agentes fijaron en al menos dos personas la autoría de la muerte del hincha deportivista que, herido, fue arrojado al río Manzanares, donde permaneció veinte minutos. Un residente en el municipio madrileño de Parla es, según las primeras hipótesis, una de esas dos personas, señalan las mismas fuentes, mientras que el otro supuesto autor material de la muerte habría sido detenido en Alcobendas. Los domicilios de ambos han sido registrados por la Policía, que practicaron detenciones, además de en Parla y en Alcobendas, en Madrid capital y Móstoles, así como en los municipios toledanos de Seseña y Talavera de la Reina, en Ávila y en Cuenca. También fue inspeccionado el bar Duratón, ubicado en las cercanías del estadio Vicente Calderón.

Entre las siete y las ocho de la mañana de ayer se llevó a cabo este operativo, dirigido por la Brigada Provincial de Información con el apoyo de la primera unidad de las UIP, los antidisturbios.

A la espera de que pasen a disposición judicial, los 34 arrestados permanecen en las dependencias policiales de la Brigada de Moratalaz, donde los agentes les tomaron declaración. Fuera de la región madrileña, en el marco de la operación Neptuno, nombre fijado en alusión a la fuente donde los seguidores del club rojiblanco celebran sus triunfos, la Policía detuvo a más personas en Toledo, concretamente en Talavera de la Reina y Seseña, además de Ávila y Cuenca. Los delitos que se les imputa a los detenidos son los de homicidio, tenencia ilícita de armas u objetos peligrosos y riña tumultuaria, si bien las fuentes no han precisado de cuáles acusa a cada arrestado

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios