Bádminton

Carolina Marín continúa adelante en Tailandia y sigue siendo la bestia negra de Kjaersfeldt

  • La onubense ha derrotado a la danesa en las nueve ocasiones en que se han enfrentado. Accede a los cuartos de final del torneo tras imponerse por 21-19 y 21-16 en 45 minutos de encuentro

Carolina Marín celebra un punto en este segundo torneo que se disputa en Tailandia. Carolina Marín celebra un punto en este segundo torneo que se disputa en Tailandia.

Carolina Marín celebra un punto en este segundo torneo que se disputa en Tailandia. / Efe

Carolina Marín sigue dando pasos firmes en un inicio de año que está siendo pletórico para la onubense, tras vencer el pasado domingo en la final del Yonex Abierto de Tailandia a la número uno del mundo, Tai Tzu Ying; ahora ha derrotado en octavos de final a la danesa Line Kjaersfeldt (21-19 y 21-16 en 45 minutos) y da un paso más hacia el título en este Toyota Abierto de Tailandia, torneo de la máxima categoría del Circuito Mundial (Súper 1000).

Mañana viernes, en cuartos de final, se medirá a la ganadora del duelo entre la alemana Yvonne Li (44 del mundo) y la turca Neslihan Yigit (32 del ranking). En teoría un encuentro asequible, ya que a la primera le ganó el único duelo entre ambas en dos sets y con la segunda tiene un balance de tres victorias y ninguna derrota.

El partido ante Kjaersfeldt ya lo tenía medio ganado antes de salir a la pista, porque para la danesa Carolina es un muro prácticamente infranqueable. Antes del choque se habían enfrentado en ocho ocasiones (la última hace tres años) y las ocho habían sido favorables a la onubense. La batalla psicológica tenía una clara ganadora.

La campeona olímpica, mundial y europea arrancó el encuentro con buenas vibraciones (5-2), pero la danesa no dio su brazo a torcer y se mantiene en el encuentro, sumando tres puntos consecutivos que le permiten llegar al intermedio con 11-10. Daba la impresión que Carolina no estaba forzando la máquina, al contrario que su rival, que estaba dando todo lo que tenía. Bastaba que la onubense pisase un poco el acelerador, pero el despegue no llegaba (14-13); lentamente, con mas oposición de la que se presuponía, Carolina va decantando el set a su favor (17-14), metiendo más ritmo al encuentro y aprovechándose de los errores de su rival. Cuando la primera manga parecía sentenciada (19-15) llega la reacción de Kjaersfeldt (19-19). En el momento de la verdad Carolina impone su calidad para resolver por 21-19 en 22 minutos.

La danesa no acusa el golpe y toma las riendas en el inicio del segundo set (2-5) ante una Carolina desconocida, que parece tomarse un respiro. Cuando peor pinta la situación sale a relucir la mejor versión de la onubense, que con un parcial de 6-0 recupera la iniciativa (8-5), manteniendo la ventaja al descanso (11-8). La danesa tiene que arriesgar porque sabe que la dinámica del partido y el intercambio de golpes no le favorecen, y el riesgo provoca errores. Carolina, ahora sí, pone la directa y un parcial de 5-1 deja el enfrentamiento visto para sentencia (16-9). Kjaersfeldt lo sigue intentando (16-13), pero la diferencia es ya insalvable. Al final, victoria para Carolina Marín (21-16), que desde que empezó a jugar la pasada semana en Tailandia no ha perdido un set. Sigue adelante, y con buenas sensaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios