fútbol internacional

Buffon, el temple ante la vorágine parisina

  • El guardameta italiano es presentado con el PSG, con el que buscará la ansiada Liga de Campeones

El portero italiano Gianluigi Buffon, pulgar en alto, posa con Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. El portero italiano Gianluigi Buffon, pulgar en alto, posa con Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG.

El portero italiano Gianluigi Buffon, pulgar en alto, posa con Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. / IAN LANGSDON / efe

Mirada sosegada y sonrisa perenne, Gianluigi Buffon, de 40 años, se presentó en el estadio del Parque de los Príncipes del París Saint Germain (PSG) como una figura capaz de aplacar el estado de combustión permanente en el que vive el club desde que se fijó como meta ganar la Liga de Campeones.

Desde que Neymar fuese presentado en agosto de 2017, los hinchas del PSG no se habían concentrado en tanto número para la llegada de un jugador hasta este lunes, cuando el Buffon fue oficializado ante varias centenas de jóvenes aficionados que corearon el nombre del legendario portero.

No importaba que se tratase de un meta de 40 años, una edad en la que muy pocos futbolistas siguen en la elite. Y tampoco que se haya retirado de la selección italiana, conjunto con el que venció el Mundial de 2006. Buffon, que puso en mayo punto y final a 17 años en la juventus, aterrizó en París por la "gran experiencia" que acumula y porque todavía tiene hambre de títulos, en palabras del presidente del PSG, el qatarí Nasser Al-Khelaifi.

"Tengo el gran placer de presentar al gran Gianglui Buffon. Es un gran meta y un gran líder, con mucha experiencia y que ha sido campeón del mundo. Escogió París porque todavía quiere ganar muchos trofeos", detalló el dirigente.

A la breve introducción de Al-Khelaifi, se siguió la comparecencia de un Buffon que destiló sosiego y prudencia en cada una de sus intervenciones, incluso ante preguntas incómodas como cuando le cuestionaron si se veía como suplente de Aphonse Areola, el portero titular la última temporada.

"Me ganaré el puesto, como siempre hice", respondió el meta, que en sus 23 años como profesional ha jugado 1.051 partidos oficiales y conquistado 23 trofeos.

Una inmensa experiencia que la dirección del PSG quiere canalizar para que el joven club pueda afrontar la Liga de Campeones con más garantías. Un trofeo que obsesiona tanto al accionista qatarí desde que adquirieron la entidad en 2011, como al propio Buffon, quien nunca la ganó a pesar de las tres finales que disputó con la Juventus (2003, 2015 y 2017).

Aunque los qataríes han gastado una millonada en contrataciones como las de Neymar (222 millones de euros) o Mbappé (180), la Orejona se ha resistido a los parisinos, quienes nunca superaron los cuartos de final en la principal competición internacional.

Acosado por las reglas del juego limpio financiero, el club ha apostado esta vez por fichar un jugador barato, sin ataduras contractuales y con experiencia y nadie mejor que Buffon, para quien las prisas no son buenas consejeras.

"Hace falta tiempo" para que se consolide un proyecto como el del PSG, opinó el guardameta, quien tuvo la paciencia de jugar una temporada en la Serie B la década pasada con la Juventus -descendido por corrupción- para después brillar en el mismo club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios