Fútbol | Primera Iberdrola

El Sporting Huelva, un año más en la élite

  • El club supera una temporada convulsa; fue el primero en anunciar un ERTE en la máxima categoría. Antonio Toledo dimitió en noviembre y Jenny Benítez le sustituyó en el banquillo

El Sporting Huelva continúa en la máxima categoría nacional. El Sporting Huelva continúa en la máxima categoría nacional.

El Sporting Huelva continúa en la máxima categoría nacional. / A. Domínguez

El Sporting Club de Huelva cierra un año 2020 que quedará grabado en la memoria colectiva por la covid. Nadie pensaba a principios de año que nos iba a tocar vivir todo lo que se ha vivido desde marzo, en un año que había comenzado con la primera victoria visitante de la temporada, por 1-3 en Tenerife, que le había hecho acabar la primera vuelta en la 11ª posición. Enero dejó esos tres puntos ante la U.D. Granadilla y la llegada de cuatro fichajes invernales para reforzar el equipo. Solamente el primero de ellos, Kristina Fisher, procedente de la liga universitaria de Estados Unidos, cuajó y rápidamente se hizo con un puesto en el once inicial de Antonio Toledo, lo que le haría ganarse la renovación.

Febrero comenzó con otra victoria del conjunto onubense, importante además la conseguida por la mínima en casa ante el Rayo Vallecano con el tanto de penalti de Patri Ojeda. También dejó un doble enfrentamiento ante el F.C. Barcelona, el primero de ellos como local en el regreso del equipo a la Copa de la Reina, con el nuevo formato que permitió que los aficionados pudieran disfrutar del torneo del KO en La Orden. El Sporting no pudo pasar de ronda como tampoco pudo puntuar en la visita a Barcelona en liga. El final de febrero dejó la última salida salida del equipo antes de suspenderse la competición, la visita a Abegondo de ingrato recuerdo por el resultado y por la subluxación de hombro de Fatou Kanteh en la recta final de ese encuentro.

¿Qué decir de marzo? Prometía ser decisivo para el devenir de la competición pero todo se paralizó a mitad del mes. En lo deportivo, el día 1 el Sporting Huelva, Ciudad que Marca recibía al Escuelas de Fútbol de Logroño, salvando los muebles con un gol de Castelló para hacer el 1-1 definitivo y sumar un puesto más en la clasificación, que a la postre sería definitiva. Y es que la pandemia llegó poco después a nuestro país y en pleno parón por las selecciones, y en vísperas del que tenía que ser un partido que marcaría el tramo final de la competición, la visita al Valencia C.F., llegó primero el cierre de los entrenamientos, la suspensión de los mismos y luego una paralización de la Primera Iberdrola que sería definitiva. El confinamiento era algo tan nuevo como inesperado para toda la sociedad, y el club movió ficha y fue el primero en la máxima categoría en anunciar que había solicitado un ERTE por fuerza mayor para salvaguardar los intereses económicos de la entidad y de sus empleados.

Fueron semanas de incertidumbre hasta conocer que la liga se daba por finalizada y que la actual temporada tendría 18 equipos, al no haber descensos pero sí ascensos, los dos primeros clasificados de la Primera Iberdrola. Las jugadoras nos mostraban cómo intentaban seguir en forma sin poder salir de casa y una de ellas, Cinta Rodríguez representó a nuestro club en un torneo de FIFA 20 organizado por la Real Federación Española de Fútbol.

El club renueva su plantilla en verano para el nuevo proyecto con 10 incorporaciones

La dirección deportiva del club no paró y Antonio Toledo adelantó a estos meses el trabajo de despachos propio de verano para conformar una plantilla fruto de 10 nuevas incorporaciones, 9 renovaciones y 1 jugadora que promocionaba desde el equipo de Primera Nacional, la isleña Cristina Gey.

En mayo se dieron por finalizadas las competiciones no profesionales sin esos descensos, lo que desde el los máximos responsables del club lo valoraban como "una decisión razonable y lógica" que nos estaba tocando vivir. Sí que iban a finalizarse las competiciones LFP y la ACB, por lo que para acabar con este agravio comparativo entre la máxima categoría del fútbol masculino y del fútbol femenino, poco después la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino presentó al Consejo Superior de Deportes una solicitud para que la Primera Iberdrola pueda ser calificada en un futuro cercano como una liga profesional, algo que hasta las últimas semanas no ha comenzado a fraguarse con distintas reuniones en las que ha estado representado el club.

Sandra Bernal se operaba con éxito a principios de junio de su lesión de tobillo derecho y en las las semanas siguientes fuimos conociendo a las jugadoras que iban a componer el actual plantel del Sporting Huelva, Ciudad que Marca. Quien no estaba como jugadora, tras 13 temporadas, era Elena Pavel, que no pudo despedirse como nos habría gustado a todos en el terreno de juego por culpa de la pandemia, pero cuando las restricciones sanitarias lo permitan tendrá a buen seguro el homenaje que merece. Eso sí, aunque como ayudante del cuerpo técnico y médico de la entidad, estuvo desde el 3 de agosto en el inicio de la pretemporada y se atrevió incluso a calzarse las botas para disputar el primer partidillo del verano.

La pretemporada fue larga y con bastante incertidumbre. La 15ª campaña del Sporting Club de Huelva en la máxima categoría no comenzó hasta el 4 de octubre. En un principio la RFEF publicó un calendario de fechas en el que la primera jornada tenía lugar un mes antes, pero el retraso en alcanzar un acuerdo para comenzar las competiciones no profesionales obligó a que el inicio de la liga se hiciese de rogar. Y fue extraño, como todo lo que nos está tocando vivir. No se pudo sumar en la primera jornada ante el Valencia pese a una gran primera mitad en la que el equipo se adelantó en el marcador y eso, unido a la falta de ritmo de competición entre parones por las selecciones y partidos aplazados, hizo que el Sporting tardara en cogerle el pulso a la liga 2020/2021.

Antonio Toledo dimitió y su lugar lo ocupó Jenny Benítez (en la foto, justo detrás) Antonio Toledo dimitió y su lugar lo ocupó Jenny Benítez (en la foto, justo detrás)

Antonio Toledo dimitió y su lugar lo ocupó Jenny Benítez (en la foto, justo detrás) / A. Domínguez

Pero la noticia del inicio de la competición llegó el 1 de noviembre, tras la visita al Sevilla F.C. Antonio Toledo exponía los motivos de una dimisión como entrenador inesperada, y no eran otros que los riesgos que para la salud a los que se expondría debido a la situación de la pandemia. Jenny Benítez era el relevo natural en el banquillo, pero no pudo hacer bueno eso de a entrenador nuevo victoria segura el miércoles siguiente ante el Betis (0-1). Eso sí, el equipo consiguió un prestigioso y valioso empate en el feudo del Atlético de Madrid el siguiente fin de semana. Luego llegaría otra derrota por la mínima en Zubieta, pero el equipo conseguiría después despertar con 8 puntos en los siguientes 4 encuentros disputados.

Este recién acabado mes de diciembre cargado de partidos acabó con un empate en el feudo del hasta entonces líder, la U.D. Granadilla Tenerife EGATESA, y una derrota con un gol con algo de suerte del Real Madrid en La Orden (1-0) que no empaña la reacción del equipo en las últimas semanas. Con más la mitad de la competición por disputar, queda mucho trabajo y tiempo por delante. Las vacaciones ya han acabado y 2021 está aún por escribir. En el deseo de todos está no sufrir en demasía en una competición cada año más competitiva, pero sobre todo salir poco a poco de la pesadilla que como sociedad nos ha tocado vivir por la covid-19. Que en seis meses estemos celebrando más seguir en la élite una temporada más y que sea junto a la afición sportinguista, que en este curso tan atípico no puede acudir en masa a La Orden ni acompañar al equipo en los desplazamientos, y que además se ha tenido que perder algunos partidos por el endurecimiento de las restricciones sanitarias. Pero, eso sí, ni por eso el equipo ha dejado de sentir en un solo momento el cariño y el apoyo de su masa social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios