HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en el fútbol El ex bético Manu Gavilán y el ejemplo de Hong Kong

  • El futbolista de la cantera verdiblanca milita en el Happy Valley hongkonés, un país que ha sido modélico en la lucha contra el coronavirus

  • "No entiendo por qué viendo todo lo que estaba pasando en Asia no hicieron lo mismo"

Manu Gavilán, con la camiseta de su actual equipo. Manu Gavilán, con la camiseta de su actual equipo.

Manu Gavilán, con la camiseta de su actual equipo. / Manu Gavilán / Efe

Manu Gavilán (Mairena del Aljarafe, 1991) juega en el Happy Valley de Hong Kong, uno de los países que se considera modelo de conducta contra el coronavirus. Pese a ello fue consciente en todo momento de la gravedad de la pandemia. Ahora mira con preocupación en la distancia cómo esta ha llegado a Europa.

-Algunos ponen a Hong Kong como ejemplo en la lucha contra el coronavirus. ¿Es exagerado?

-Para nada, estoy totalmente de acuerdo. Viendo cómo ha actuado Europa y cómo ha actuado Hong Kong desde el minuto uno, considero que es un ejemplo para todos. Lo que yo no entiendo es por qué viendo todo lo que estaba pasando en Asia el resto de países no ha hecho lo mismo.

Aquí desde el minuto se cerraron puertas, colegios y atracciones turísticas, desde el primer caso se suspendieron todos los eventos y se cancelaron las ligas, se instauró el teletrabajo... Eso hizo que el número de casos fuese insignificante y sobre todo controlable.

Hubo en mes y medio 130 casos, de los cuales más de la mitad se recuperaron y tan sólo hubo 4 muertos. Estando tan cerca del epicentro del virus, creo que el trabajo que hicieron fue espectacular. Por supuesto ha habido repercusiones económicas, ya que además Hong Kong es un centro financiero internacional, pero aquí ha primado el sentido común y a día de hoy siento que estoy en el lugar más seguro.

-¿Cómo se ha vivido la situación de China meses atrás desde Hong Kong?

-Con mucho miedo. Hace 17 años se vivió con el SARS por lo que la gente estaba ya muy concienciada de lo que estaba pasando y creo que por eso también se tomaron tantas medidas esta vez. Sin embargo, no ha sido necesario poner multas ya que la gente se quedaba en casa voluntariamente.

-¿Ayuda la forma de ser de la sociedad allí?

-A mí me ha sorprendido muchísimo. Es verdad que la cultura es totalmente diferente pero yo lo achaco también a que no es la primera vez que una pandemia de este tipo ha ocurrido. Aquí la gente es más alarmista, ya sin coronavirus un gran porcentaje de la población va con mascarillas. Cuando pasa algo así la sociedad se reactiva por completo y actúa antes de que pasen cosas peores.

-Ahora el control se centra en los que llegan de fuera ¿no?

-Exacto. El brote de las dos últimas semanas ha sido como consecuencia de los importados que han venido de Europa. Han traído muchos casos y no han sido controlados. El Gobierno ha vuelto a actuar de nuevo y parece que ya poco a poco se va a ir estabilizando otra vez.

-¿Hay sensación de que la pesadilla se está acabando o todavía están con la guardia alta?

-Hace dos o tres semanas parecía que se había normalizado la situación, los casos no ascendían porque había una media de 2 o 3 al día y la gente parecía retomar de nuevo su actividad diaria. Después de estas dos semanas, cuando los casos se han multiplicado por cuatro, la gente vuelve a tener miedo y se nota nuevamente poco movimiento en las calles.

-Su liga se ha frenado en el ecuador. ¿Cree que se va a reanudar?

-Yo creo que no, que es imposible. Supongo que se jugará ya la temporada que viene. En principio nos lo confirman la próxima semana pero si se suspendió la liga cuando había seis casos, imagínate cuando hay treinta casos por día quedando un mes y medio de margen. Creo que no es viable.

-¿Cómo están entrenando?

-Trabajamos todos con la aplicación 'Zoom', hacemos una videoconferencia con todo el equipo y entrenamos todos en conjunto todos los días desde casa, ya que todas las instalaciones deportivas están cerradas. Pese a ello la gente aquí puede salir a correr, no hay problema.

-Conoce bien Italia, jugó allí varios años. Además es español. ¿Qué le cuentan desde un lugar y desde otro?

-En Italia tengo amigos que me dicen que aquello ya es una auténtica locura. Yo creo que el sistema sanitario allí es aún peor y es lo que está haciendo que la situación esté desbordada por completo. Allí están viviendo todo con muchísimo miedo pero me imagino que igual en España, la diferencia no será muy grande.

"Fue una vergüenza, estaba viendo lo que estaba sucediendo en Asia y en Europa era como si nada pasara"

-Para usted que vivía en Asia... ¿cree que en Europa se tomó nota tarde de lo que allí sucedía?

-A mí, sinceramente, me pareció una vergüenza. Yo estaba viendo todo lo que sucedía en Asia y veía que estaba ocurriendo lo mismo en Europa como si nada pasara. Sobre todo en España. Hablo todos los días con mi familia y mis amigos y veía que no había medidas. Flipaba, era una locura.

Además, creo que algunos medios de comunicación han restado importancia a la situación que se estaba viviendo tanto en China al principio como en Italia después, y eso creo que es lo que ha provocado que gran parte de la población no haya sido consciente de la gravedad que suponía este virus. En definitiva, se ha actuado súper tarde, muy mal. Me parece todo una vergüenza.

-¿Sentía que incluso la gente con la que hablaba pensaba que estaba exagerando?

-En ningún momento pensaban que yo exageraba pero siempre lo han visto todo desde la lejanía y sin ningún miedo a que eso pudiera pasar en Europa. Hasta que no vives algo así no puedes llegar a comprenderlo.

Mi familia ha estado siempre muy preocupada e incluso llegué a plantear el volver a España y que todos estuviésemos tranquilos. Mi club me tranquilizó en todo momento y finalmente me quedé, cosa que agradezco mucho, ya que jamás pensaría que esta situación, incluso peor, se pudiera estar viviendo en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios