Obituario

Muere a los 101 años Juan Eduardo Zúñiga, autor de 'La trilogía de la Guerra Civil'

  • Maestro del cuento, el ensayo y experto en literatura eslava, poseía el Premio Nacional de las Letras, el de Traducción y el de la Crítica

Juan Eduardo Zúñiga en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Juan Eduardo Zúñiga en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Juan Eduardo Zúñiga en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. / Chema Moya (Efe)

Juan Eduardo Zúñiga Amaro, escritor, crítico literario y traductor fallecido este lunes a los 101 años, estaba considerado como el mayor experto en literatura rusa y lenguas eslavas de España y era el autor de La trilogía de la Guerra Civil, una de las obras más importantes sobre la contienda.

Poseedor del Premio Nacional de las Letras, del de Traducción y el de la Crítica, el escritor nació el 24 de enero de 1919 en Madrid, ciudad en la que estudió Bellas Artes y Filosofía y Letras y se especializó en literatura eslava y en el siglo XIX español.

Zúñiga, un escritor admirado y minoritario, editó numerosos estudios y ensayos. Destaca una biografía de Iván Turqueniev titulada Los imposibles afectos de Ivan Turgeniev (1977), varios ensayos sobre escritores rusos, como Antón Chejov, y numerosos artículos acerca de la cultura búlgara.

En esta misma línea, elaboró en 1945 su primer ensayo titulado La historia de Bulgaria. También tradujo a importantes novelistas y poetas de los países del Este y a autores portugueses entre los que destacan Urbano Tavares Rodrígues o Mario Dionisio.

Obtuvo en 1987 el Premio Nacional de Traducción por la versión castellana de las obras del escritor portugués Antero de Quental.

En 1951 editó su primera novela Inútiles totales, y más tarde, en 1962, publicó El coral y las aguas. Entre 1962 y 1967, Zúñiga realizó otro tipo de trabajos literarios para poder sobrevivir, como labores de crítica e investigación sobre literaturas extranjeras, así como varias traducciones.

En 1967 escribió el ensayo Los artículos sociales de Mariano José de Larra y en 1980 publicó el libro de relatos Largo noviembre de Madrid, ambientada en la capital española en plena Guerra Civil, que se convirtió en uno de los mejores libros escritos acerca del conflicto y que tuvo que ser reeditado en otras dos ocasiones.

Premio Opera Óptima 1983, otorgado por la Asociación Colegial de Escritores, ese mismo año publicó El anillo de Puskin, obra considerada a la vez relato y ensayo.

De 1986 es La tierra será un paraíso, y de 1990 Sofía, una descripción de la capital de Bulgaria.

En 1992 presentó Misterios de las noches y los días, compuesto por cuarenta relatos breves y ese mismo año se reeditó El anillo de Puskin.

Zúñiga fue finalista al Premio de la Crítica en 1989 y al año siguiente, al Premio Nacional de Narrativa con La tierra será un paraíso.

En 1993 su novela Misterios de las noches y los días fue finalista al premio Elle y en mayo de ese año, al Premio Nacional de las Letras Españolas, en Narrativa.

Dos años después presentó una reconstrucción completa de El coral y las aguas, una novela editada en 1962 con recortes impuestos por la censura.

En 2000 fue galardonado con el Premio Ramón Gómez de la Serna de Literatura por su obra Flores de plomo, un relato que recrea el 13 de febrero de 1883, último día de la vida de Mariano José de Larra, con la que volvió a ser finalista del Premio Nacional de Narrativa.

Medalla de Oro del Círculo de las Bellas Artes 2003, ese año publicó Capital de la gloria, colección de relatos que cierran la trilogía dedicada al Madrid republicano sitiado durante la Guerra Civil, que le valió el Premio Nacional de la Crítica a la mejor obra de narrativa.

En 2010 presentó Desde los bosques nevados, refundición de dos obras anteriores: El anillo de Pushkin y Los imposibles afectos de Ivan Turgeniev.

Fue premio Nacional de las Letras en 2016 por "una vida dedicada a las letras en las que ha sido un maestro tanto en el género del cuento, realista y fantástico, como en el ensayo literario y la traducción".

En febrero de 2019, coincidiendo con su centenario, su hija depositaba varios objetos del escritor madrileño, como una pipa, la primera edición de Inútiles totales o el manuscrito de un cuento, en la caja de las letras del Instituto Cervantes para que sea abierta dentro de 50 años. 

"Es muy difícil de alcanzar la belleza y la gran precisión del estilo narrativo de Zúñiga, de una gran exigencia", afirma su editor

"Es muy difícil de alcanzar la belleza y la gran precisión del estilo narrativo de Zúñiga, de una gran exigencia en su forma de ver las cosas", ha declarado a la agencia Efe Joan Tarrida, director de Galaxia Gutenberg, la editorial que le ha publicado en los últimos quince años y que confirmó el deceso del escritor, que llevaba tiempo enfermo.

En esa editorial recuperaron varios de sus títulos y obras nuevas además de publicar, como Zúñiga deseaba, en un solo tomo sus libros sobre la Guerra Civil, "en la que no aparece nunca el frente de batalla, solo la vida cotidiana. Es su obra maestra", aseguró Tarrida. 

El año pasado Zúñiga publicó sus memorias, Recuerdos de vida, en el que relata cómo empezó en la literatura, su relación con los autores de posguerra o su relación con los intelectuales del franquismo. "Tuvo una vida humilde y así lo aceptó aunque tampoco le gustaba lo que rodea a la literatura. No iba a los actos, no hacía vida pública y rehuía la promoción de sus libros", ha recordado su editor. Lo único que quería, ha añadido Tarrida, era "traducir y escribir; eso era lo que le importaba. Todo lo demás, para los demás".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios