Premios Max en Málaga

Nacho Duato: “Me resbala todo, me da igual lo que la gente piense de mí”

  • El bailarín y coreógrafo recibirá el Premio Max de Honor el próximo 7 de septiembre en la gala que, si la situación sanitaria lo permite, acogerá el Teatro Cervantes de Málaga

Nacho Duato (Valencia, 1957), este martes, en el Teatro Real de Madrid. Nacho Duato (Valencia, 1957), este martes, en el Teatro Real de Madrid.

Nacho Duato (Valencia, 1957), este martes, en el Teatro Real de Madrid. / J. J. Guillén / Efe

El Comité Organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas dio a conocer este martes el ganador del Premio Max de Honor 2020, que ha sido otorgado por unanimidad al bailarín y coreógrafo Nacho Duato “por ser una figura clave en la historia de la danza de nuestro país”, según informaron fuentes de la Fundación SGAE, organizadora de los premios. El comité destacó “su vasta trayectoria como intérprete y coreógrafo, una carrera incansable, comprometida con la danza y las artes escénicas de nuestro país y con su visibilización por todo el mundo”. Asimismo, destacó “su naturaleza pionera y revolucionaria y su labor como embajador y representante de la danza contemporánea española en todo el mundo”. El coreógrafo, afincado entre Madrid, Valencia y Moscú, recibirá el galardón (siempre que la situación sanitaria lo permita) el próximo 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga durante la ceremonia de entrega de la 23 edición de los Premios Max de las Artes Escénicas que organiza la Fundación SGAE con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga y del propio Teatro Cervantes. “Me da cierta vergüenza regresar después de tanto tiempo fuera de España, pero también especial ilusión porque estos premios tienen mucho peso y son de gran prestigio. Me extraña que sea ya a toda mi carrera, porque sigo sintiendo que con cada trabajo comienzo de nuevo”, declaró el mismo Nacho Duato al conocer la noticia.

"Nunca he estado en guerra con España aunque haya dicho que no me siento español"

Junto a África Guzmán, en una función de ‘Raptus’ en el Teatro Real en 2000. Junto a África Guzmán, en una función de ‘Raptus’ en el Teatro Real en 2000.

Junto a África Guzmán, en una función de ‘Raptus’ en el Teatro Real en 2000. / Andrea Comas / Reuters

La decisión de conceder el Max de Honor a Nacho Duato es incontestable, dada su trayectoria y su proyección internacional, con los principales teatros del mundo rendidos a su talento; pero también, en cierto modo, delicada: Duato salió de la Compañía Nacional de Danza (CND) después de veinte años al frente de la misma de forma tan poco amistosa que sus coreografías pasaron a estar vetadas en el repertorio de la agrupación, una situación que se mantiene hasta hoy. Desde entonces, Duato ha trabajado en el en el Ballet del Teatro Mikhailovski en San Petersburgo (2011-2015), en el Ballet de la Staats Oper de Berlín (2015-2018) y de vuelta en Mikhailovski hasta el presente, aunque ahora solo pasa en Rusia cinco meses al año. Y en todo este tiempo ha dado buena cuenta Duato de su complicada relación con España sin muchos pelos en la lengua. Tras darse a conocer el Max de Honor, la Fundación SGAE convocó este martes a la prensa para un encuentro con Nacho Duato en el Teatro Real de Madrid y, tras reclamar una vez más el mismo Teatro Real como sede de la CND, el bailarín y coreógrafo afirmó: “Estuve veinte años aquí tragando todo lo que no te puedes imaginar. Lo que he tragado yo no lo sabe nadie. Lo que sí tengo es que todo me resbala. Me da lo mismo lo que la gente piense de mí”. Agradeció Duato el Max de Honor con “mucha humildad y agradeciéndolo al máximo” porque quienes lo tienen, y citó a Nuria Espert, Pilar López o María de Avila, están “por encima” de él; sin embargo, confesó que le parece “un poco exagerado” y que le hubiese gustado más “dentro de unos años”: “quizá es que los bailarines, como empezamos muy pronto, nos hacemos mayores antes o en los ojos del jurado ven que ya hemos dejado de bailar y que nos tienen que dar el premio pronto”.

Preguntado sobre si ha llegado a hacer las paces con España, Duato afirmó: “Nunca he estado en guerra a pesar de que he dicho que no me siento español pero es que yo no me siento nada. La gente quiere que sea español, bailarín y valenciano y no me siento nada de eso”. Peores recuerdos guarda de su etapa en Alemania: “Ha sido la experiencia más terrible que he tenido en mi vida. Siempre recriminándote, que si esto está bien, que por qué no haces un estreno, que por qué no haces lo otro... Es como son los alemanes. Todavía hay mucha mentalidad nazi”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios