Verano

Helados fáciles y sin lactosa para hacer en casa

  • Llegó el verano y no hay nada más placentero que disfrutar de un helado. Si eres intolerante a la lactosa, estas recetas te encantarán y te sentarán fenomenal

Helados sin lactosa. Helados sin lactosa.

Helados sin lactosa.

En un día caluroso de verano no hay nada más refrescante que un sabroso helado. Pera para muchos, no es tan fácil disfrutar de estos antojos veraniegos sin tener graves consecuencias. Hablamos de los intolerantes a la lactosa, que, obviamente, lo tienen un poco más difícil para disfrutar de este placer, pero con estas propuestas, pasarás un genial y refrescante verano sin necesidad de tirar de productos lácteos.

Helado de plátano. Helado de plátano.

Helado de plátano.

Helado de plátano sin azúcar ni lactosa

Un delicioso polo, fácil de hacer en casa y sin lactosa.

Ingredientes para el polo de plátano (6 personas)

  • 2 plátanos maduros
  • Un chorrito de leche sin lactosa Kaiku
  • Pepitas de chocolate negro 70%
  • Coco rallado
  • Si te gustan los toppings puedes agregarle copos de cereales, semillas de chía, o avellanas tostadas

Preparación

Pela los plátanos y tritúralos en la batidora. Si la mezcla queda muy densa, añade un chorrito de leche. Añade las pepitas de chocolate a la mezcla y remueve. Si te gustan los toppings es el momento de añadirle el que más te guste como semillas de chía, copos de cereales o avellanas tostadas, que le darán un toque crujiente a tu helado. Para finalizar, pon coco rallado en la base de un molde de helado y vierte la mezcla. Mételo durante 60 minutos en el congelador y listo.

Helado de leche merengada. Helado de leche merengada.

Helado de leche merengada.

Helado de leche merengada sin lactosa

Esta receta es muy fácil, y te recordará a los deliciosos helados que comías de pequeño.

Ingredientes

  • 250 ml. de leche entera Kaiku Sin Lactosa
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • 20 gr de azúcar (depende de cómo de dulce te guste)
  • Leche merengada
  • 3 gotas de extracto de vainilla
  • Para hacer el truco se necesitan 6 cucharadas de sal gruesa, bolsas de congelar y una cubitera con hielos.

Preparación

Comenzamos haciendo la leche merengada. Vierte en una olla 250 ml. de leche entera sin lactosa y calienta a fuego medio con la rama de canela, la piel del limón y el azúcar. Cuando empiece a hervir, retira del fuego, tapa la olla y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez fría, cuélala y reserva la leche.

Para el helado, mezcla la leche merengada con tres gotas de extracto de vainilla. Introduce el líquido en una bolsa apta para congelador y déjalo reposar. Mientras, coge una segunda bolsa de congelación e introduce los hielos de la cubitera y las seis cucharadas de sal.

Ahora, mete la bolsa con la leche dentro de la bolsa de los hielos y la sal, y agita ambas bolsas hasta conseguir que la mezcla se convierta en una textura cremosa. Asegúrate de que estén bien cerradas. Cuando ya tengas la crema, agita un poco más lento hasta que veas que la textura parece la de un helado y ¡listo!

Helado de frambuesas. Helado de frambuesas.

Helado de frambuesas.

Polo de fruta y yogur

No hay nada más sano que una pieza de fruta, y si es de temporada mejor que mejor. Con esta receta, usa tu fruta favorita y tendrás un postre refrescante y saludable.

Ingredientes

  • Un yogur griego Kaiku Sin Lactosa
  • Fruta: 1 pieza si es grande, por ejemplo 1 mango /2 piezas de fruta si son medianas: 2 melocotones o 2 nectarinas / Un puñado de frambuesas o de cerezas
  • 1 pizca de sal
  • Zumo de lima
  • Miel

Preparación

Lava la fruta, pélala si es el caso y córtala en trocitos pequeños. Bate el yogur, añade el zumo de lima, la sal, la miel al gusto y agrega la fruta. Llena los moldes de helado con esta mezcla (no olvides el palito) y congela durante cuatro horas. Desmolda con cuidado y… ¡a disfrutar!

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios