Coronavirus | El impacto en la cultura El cine andaluz acoge con "sensación agridulce" las medidas del Gobierno para la cultura

  • Los protocolos de sanidad encarecerán los rodajes un 35%, según la Plataforma del Audiovisual

Vídeo promocional de la Plataforma del Audiovisual Andaluz.

Representantes de la Plataforma del Audiovisual Andaluz creen que las medidas para apoyar la cultura ideadas por el Gobierno central y anunciadas este martes por el ministro José Manuel Rodríguez Uribes son "insuficientes" para "reactivar" una industria, la del cine andaluz, paralizada como tantos otros ámbitos por la crisis del coronavirus. Así lo ve el productor Gervasio Iglesias, que señaló que el descenso del PIB en el sector "ha sido el más grande, del 11,2%, por encima del 10,6% que han sufrido la hostelería y el turismo" y apuntó que el Real Decreto que detalla las estrategias previstas por el Ministerio de Cultura les genera "una sensación agridulce".

En un encuentro virtual con la prensa, los miembros de la Plataforma expusieron que el plan del Gobierno deja desamparados a muchos profesionales del sector, pese a que en las reuniones previas con Rodríguez Uribes y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se pedía que se incluyera a los trabajadores del audiovisual en un régimen especial.  "Las ayudas que plantea el decreto no contemplan a todos esos profesionales que no entrarían en la categoría de artistas", matiza la directora de producción Manuela Ocón.

En opinión de Gervasio Iglesias, "se echan de menos medidas más contundentes a nivel de producción", ya que el programa de deducciones fiscales contempladas no basta para salir de la parálisis. Por cada rodaje que se ha interrumpido, precisa, "una productora ha perdido entre 500.000 y 600.000 euros. Es una catástrofe", y las circunstancias auguran que "tardaremos en poder hacer películas como Solas o La Isla Mínima, hoy no podríamos garantizar las condiciones de salud en proyectos así. Podremos hacer documentales, publicidad, pero ahora mismo gran ficción no", lamenta.

Y los protocolos de seguridad pueden encarecer un 35% el presupuesto de un rodaje, indica Piluca Querol, directora de la Andalucía Film Commission. "Imagínate, por ejemplo, si un coche sólo puede llevar a una persona. Cosas así dispararán los gastos", valora por su parte Benito Zambrano.

"Podremos hacer documentales, publicidad. Pero, ahora mismo, abordar la gran ficción no es posible", dicen

El director de Intemperie preparaba "una coproducción internacional, que reclutaba a un equipo de fuera y tenía localizaciones en África. No sabemos qué vamos a hacer ahora. La pandemia ha hecho que rodar sea muy complejo". Pese a todo, Zambrano no quiere instalarse en el derrotismo. "En el cine andaluz somos creativos, soñadores y peleones. No nos queda otra que la esperanza", defiende.

Las expectativas están puestas ahora en la reunión que mantendrán próximamente con la Consejería de Cultura, y para la "gran lucha" de reactivar la industria esperan tener a la Junta como aliada. "En otras comunidades autónomas, como Galicia, están apostando claramente por el sector".

Para Alberto Rodríguez, en este parón obligatorio quizás se deban fomentar las ayudas a la creación y al desarrollo de proyectos. "Esto es hablar de futuro. Y no sólo por nuestra generación, sino por quienes vienen detrás. Hay gente que se tiene que abrir camino", propone.

Rodaje de 'Segunda Oportunidad', de Álvaro de Armiñán. Rodaje de 'Segunda Oportunidad', de Álvaro de Armiñán.

Rodaje de 'Segunda Oportunidad', de Álvaro de Armiñán.

La productora Agus Jiménez, vicepresidente de Aamma (Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales), pide una perspectiva de género en las medidas que se adopten. "En las crisis las mujeres son las más perjudicadas. Y las profesionales del audiovisual ya estaban antes del virus en una  posición de desequilibrio".

Los festivales de cine también se incluyen entre los afectados por el coronavirus. Manuel H. Martín, director del Festival Iberoamericano de Huelva, reconoce que tendrán que adaptarse a las limitaciones de movilidad o las reducciones de aforo y responder con inventiva y resignación a otros contratiempos como "la caída de patrocinios o que películas que se esperaban no puedan terminarse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios