Cine | 75ª Mostra de Venecia

Netflix desembarca en el Lido para quedarse

  • Hasta cuatro títulos de la plataforma online podrán verse en la atractiva programación del 75º Festival de Cine de Venecia que se ha anunciado esta mañana.

El pulso entre Netflix y Cannes ganado a última hora por el festival que dirige Thierry Frémaux parece haber encontrado su revancha con el desembarco en la programación de Venecia de cuatro títulos, Roma, de Alfonso Cuarón, 22 July, de Paul Greengrass, la serie-western de los hermanos Coen finalmente reconvertida en largometraje The Ballad of Buster Scruggs, y la esperada versión acabada de la mítica The other side of the wind de Orson Welles, producidos por la plataforma norteamericana y de próximo estreno exclusivo en su catálogo.

Un duelo que se adivina perdido por parte de las viejas estrategias de difusión y distribución en favor de las ventanas de pago digitales, lo que no implica, empero, que el festival que dirige Alberto Barbera, que se celebrará entre el 29 de agosto y el 8 de septiembre, cuente este año con una programación muy atractiva que vuelve a reunir a muchos pesos pesados del orbe autorial aunque una vez más sin cine español a la vista, otra tarea pendiente para la nueva directora del ICAA Beatriz Navas.  

Ya hay quienes han señalado que este año es más interesante lo que queda fuera de competición (los nuevos trabajos de Errol Morris, Frederick Wiseman, Tsai Ming-Liang, Amos Gitai, Zhang Yimou, Sergei Loznitsa, Victor Kossakovsky, Gervan Yianikian, Valeria Bruni-Tedeschi, Emir Kusturica, S. Craig Zahler o Pablo Trapero) o en secciones paralelas como Orizzonti, Giornati degli Autori (Alexander Kluge, Rithy Pahn, Joachim Lafosse), Scorzini (donde se verá la versión completa de El árbol de la vida, de Terrence Malick) o Classici, que la propia selección para el León de Oro, así como la creciente tendencia a que Venecia sea cada vez más un test o un escaparate de lujo para las cintas aspirantes al Oscar.

Sea como fuere, la competencia oficial convocará a los norteamericanos Damien Chazelle, en su nuevo filme tras La La Land, la odisea espacial First Man, Rick Alverson (The Mountain), el artista Julian Schnabel (At eternity’s gate) y Brady Corbet, quien tras The childhood of a leader presentará Vox Lux, protagonizada por Natalie Portman y Jude Law.

El cine europeo está bien representado por el veterano británico Mike Leigh (Peterloo), los pesos pesados franceses Olivier Assayas (Double vies, con Juliette Binoche) y Jacques Audiard (The Sisters brothers, el western con Joaquin Phoenix), acompañados por David Oelhofen (Frères ennemies), el griego más internacional y kubrickiano Yorgos Lanthimos (The favourite), el poco estimulante alemán Florian Henckel Von Donnersmarck (Werk ohne autor), y el húngaro Laszló Nemes, que regresa con Sunset tras la multipremiada El hijo de Saul sobre los campos de exterminio nazis.

Como es costumbre, el cine italiano tiene su espacio de promoción garantizado, y viene liderado por el remake del mítico giallo Suspiria (1977, Argento) que ha realizado Luca Guadagnino, Capri-Revolution, de Mario Martone, y lo nuevo de Roberto Minervini, What you gonna do when the world’s on fire?

Los flecos internacionales de Oficial quedan para la australiana Jennifer —Babadook— Kent (The nightingale), el siempre peligroso mejicano Carlos Reygadas (Nuestro tiempo), el argentino Gonzalo Tobal (Acusada) y la última película del japonés Shinya Tsukamoto (Zan).  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios