Academia del Cine Catalán

'Entre dos aguas' de Isaki Lacuesta triunfa en los Premios Gaudí

  • La sevillana Celia Rico logró cuatro galardones para 'Viaje al cuarto de una madre'

Foto de familia de todos los galardonados en los Premios Gaudí. Foto de familia de todos los galardonados en los Premios Gaudí.

Foto de familia de todos los galardonados en los Premios Gaudí. / Marta Pérez (Efe) (Barcelona)

Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta, fue la gran triunfadora de la noche de los Premios Gaudí de la Academia del Cine Catalán, al haber ganado siete de los nueve premios a los que aspiraba. La cinta, rodada en Cádiz, cosechó siete estatuillas, entre ellas las de Mejor película en lengua no catalana, dirección, actor protagonista y música original. El filme también se llevó los Gaudí a Mejor montaje, para Sergi Dies, Mejor fotografía, para Diego Dussuel, Mejor sonido, para Amanda Villavieja y Alejandro Castillo, y Mejor música original, para Kiko Veneno y Raül Refree.

Viaje al cuarto de una madre, de Celia Rico, fue otra de las grandes triunfadoras de la noche, al conseguir el Premio del público a la mejor película, los dos galardones de interpretación femenina, para Lola Dueñas y Anna Castillo, y el de guión, obra de la propia Rico. El desencanto generacional que retrata Les distàncies ganó el Gaudí a la Mejor película en lengua catalana, su único botín. El tercer largometraje que partía como favorito en la noche de los Gaudí era El fotógrafo de Mauthausen, dirigida por Mar Targarona, que no estaba nominada a la mejor dirección y logró cuatro de los nueve premios a los que optaba, todos técnicos: Mejor dirección de producción, vestuario, dirección artística y maquillaje y peluquería. El actor Oriol Pla reocgió su segundo Gaudí consecutivo a Mejor secundario, esta vez por su interpretación en Petra, de Jaime Rosales.

Los Gaudí para Lacuesta y Rico confirmaron los fuertes vínculos del cine catalán con el español y el europeo: el cineasta gerundense, reconocido hace pocas semanas con una exposición retrospectiva en el Centro Pompidou de París, y que ya fue galardonado en San Sebastián, radiografía el desesperanzado panorama que se vive en la Bahía de Cádiz. La directora andaluza Celia Rico, que se instaló en Barcelona en 2003, gestó en Cataluña su ópera prima, que ha acabado rodando en Constantina (Sevilla).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios