Cultura

José Valencia, 'directo' a la Bienal

  • El lebrijano, que en la cita de 2012 obtuvo el Giraldillo al Cante, regresa al festival el 30 de septiembre. En el Lope de Vega hará nueve cantes que registrará en el disco que espera publicar en 2015.

"La Bienal se merece tener un disco en directo de un artista que ha pasado varios años por ella", avanza el cantaor José Valencia sobre la actuación que el 30 de septiembre ofrecerá en el Lope de Vega. Giraldillo al Cante en 2012 -antes había logrado el galardón en Cante para el baile y como Revelación-, el artista lebrijano vuelve a la Bienal con Directo, un espectáculo que servirá, con "el calor del público... y ese ambiente", para grabar en vivo su próximo álbum, homónimo.

Nacido en Barcelona "por accidente" y bautizado artísticamente por sus padres -"porque echaban de menos su tierra"- como Joselito de Lebrija, José Valencia se anuncia en la Bienal como una figura consagrada que ha ido labrando su propio camino: "Directo es la consecución de muchos años de trabajo. Con el tiempo vas sacando respuestas a un montón de preguntas que te haces durante toda la vida".

"Está medido como un disco de estudio, pero sólo tengo una toma y no puedo repetir", glosó el cantaor acerca de esta "difícil apuesta" que emprende. "Esperemos que no sea más difícil sacar el álbum que grabarlo", añadió Valencia, con la esperanza de que pueda publicarse a "principios del año próximo". "En el espectáculo voy a hacer nueve cantes, pero no voy a decir cuáles son hasta el día 30", sostuvo en la presentación de la cita, donde estuvo escoltado por Dolores Gómez, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Lebrija; Juana Mª Carmona, vicepresidenta de la Diputación de Sevilla; y Cristóbal Ortega, director de la Bienal.

"Emocionado" por estar en el Lope de Vega, la propuesta del artista parte de una premisa clara: "Cantar flamenco, más que por trabajo, por devoción". Aseguró que "el público tiene derecho a disfrutar y a que lo dejen expresarse" y, "sin el ánimo de tener que demostrar nada", insistió en una idea, a su juicio, esencial: "el flamenco no está para competir, sino para compartir".

La idea del espectáculo, "sentir y escuchar", queda ilustrada en un diseño de Prisca Briquet, fotógrafa francesa familiarizada con el flamenco, que conecta el oído con el corazón y que "también, seguramente, servirá de portada para el disco". Según Valencia, la imagen "es un acierto" y posee un aire "davinciano" -"la época del Renacimiento me encanta"-. Añadió que "para aprender a escuchar hace falta mucho corazón y mucho oído".

Gómez recordó que Valencia, quien suele ir "con paso lento pero convencido" y "pensarse mucho lo que hace", llegó al Ayuntamiento de Lebrija "con un proyecto de mucha calidad bajo el brazo y enfocado en la Bienal", lo que les condujo a respaldarle. Lebrija, pueblo al que el cantaor llegó con ocho años, puede presumir este año de incluir en el evento que dirige Cristóbal Ortega una importante nómina de artistas, como Inés Bacán, Dorantes o Juan Peña El Lebrijano -protagoniza la clausura-, y de contar además con un espectáculo con sabor propio en el Hotel Triana, Fiesta en Lebrija."Si alguien de nuestra tierra pone su nombre en la Bienal, pone el nombre de Lebrija también", concluyó la delegada de Cultura del municipio.

Junto a Y Sevilla y El baile de la Frontera, Directo es uno de los tres espectáculos que sufraga la Diputación Provincial, según su vicepresidenta, "con una aportación en torno a los 60.000 euros". Para Carmona, Valencia es un artista "de primer nivel y consagrado".

Con apenas 5 años ya se subía al escenario con grandes del flamenco como Camarón, Fernanda de Utrera o José Meneses. Su evolución artística, relanzada gracias al cante para baile, que fue esencial para devolverle a los circuitos tras momentos de sequía interpretativa, le lleva ahora a intentar demostrar que "de un buen directo puede nacer un buen disco". "Me acuerdo de pequeño cuando en las casas familiares cualquier celebración era sinónimo de poder disfrutar de cante y de baile. Cuando te haces profesional y ves este mundo diferente, vas adquiriendo unos conocimientos que te enriquecen como persona", confesó Valencia.

El cantaor se rodeará sobre el escenario del toque de Juan Requena y Manuel Parrilla y de las palmas de Manuel Valencia, Juan Diego Valencia y Bobote, en la que confía será "una noche maravillosa". Tras haber triunfado en la Bienal de hace dos años, afronta la cita de 2014 con una "responsabilidad agradable", con la preocupación principal de "que la gente disfrute de un buen rato de cante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios